spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
domingo, junio 13, 2021
10.7 C
Asunción
InicioActualidadEducaciónDía del Maestro: Una vocación que despierta mentes brillantes

Día del Maestro: Una vocación que despierta mentes brillantes

Categoría

Fecha

-¿Profe se acuerda de todos sus alumnos? -Yo me acuerdo de hasta la letra de mis estudiantes, en qué lugar de la clase se sentaban, ahora muchos de ellos están muriendo por el Covid y eso me da mucha tristeza-.

Celsa Almirón De Latorre es una maestra luqueña jubilada muy querida por todos. Cada mañana se levanta a ver las noticias de la tele acompañada de su mate y confiesa que se retiró de la docencia pletórica de paz y satisfacción con el deber cumplido.

“Quiero que mis exalumnos sonrían al verme, me digan hola profe, te recuerdo siempre con cariño, en mi Facebook y mi whatsapp recibo siempre sus homenajes”, dijo Celsa.

En 1993 se retiró de la enseñanza pública, del Colegio Nacional de Luque y comenzó en la enseñanza privada en el Colegio Santa Teresita de la misma ciudad, luego trabajó en el Instituto de Formación Docente Dr. Manuel Domínguez y finalmente, en la Universidad Autónoma de Luque. 

La maestra contó que la enseñanza primaria le dio experiencia de vida de ser educadora y madre a la vez. “Me he dedicado a la docencia con alma y vida, siempre antepuse a mi hogar la responsabilidad de ser educadora”

La secundaria para ella fue el ejemplo del entusiasmo del joven, de la vibración de lo bien que se portan si tienen buen acompañamiento docente. “El joven es estudioso a medida que el maestro le sabe llevar con su enseñanza y acompañamiento moral”, mencionó Celsa, y en la Universidad se encontró con todos los exalumnos del colegio y fue su plena realización.

Con respecto a la crisis actual que ha puesto en jaque la forma de enseñar, dijo que a través de las experiencias de su hija docente, sus nietos a los cuales les ayuda a hacer las tareas y su hijo mayor que es decano de una Facultad, piensa que es el momento de la historia más difícil para el maestro.

“Nadie estaba preparado para esto y los profesores están haciendo lo que pueden, algunas veces con éxito y otras veces no. Paraguay necesita maestros con vocación, bien formados, también hay que hacer un análisis estructural de los programas y adecuarlos a la realidad nacional. No se puede tener un programa lleno de teorías, hay que hacer para niños de escuelas rurales y de escuelas urbanas y adaptar la malla curricular a la realidad nacional”.

Explicó también que se sacaron muchas horas clase del castellano, y esa parte hay que reforzarla.

“Nací en Luque y viví toda la vida acá. Enseñar en Luque es vibrar día a día con una cultura de mi generación y mi cuidad. A mis exalumnos les digo que ellos van a tomar el timón de la nación dentro de poco tiempo y que lo hagan con mucho profesionalismo, responsabilidad, con disciplina y honestidad”, concluyó Celsa.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

LA HISTORIA DE OLGA

Lo más lindo que le dejó enseñar a Olga Benítez en el colegio Roberto Schaerer fue el amor por los pequeños, dice que es algo inigualable que no lo cambia por nada. Con 60 años, la maestra jubilada afirmó que la creatividad, la paciencia, la comprensión y el amor que los docentes pongan van a repercutir en la vida de sus alumnos de forma positiva, convirtiéndoles en mejores personas. 

“Estuve durante 15 años en el primer grado y es el grado más hermoso, muchas docentes tienen miedo y es la etapa más linda porque te da satisfacción de poder enseñar a leer y escribir”.

En los tiempos actuales, los profesores se tuvieron que adaptar a los nuevos tiempos y fue una gran responsabilidad, donde a decir de Olga, pusieron alma y vida, buscando medios para seguir impartiendo la enseñanza.

“Sigamos llevando esta vocación tan hermosa, igual que el maestro de maestros y sigamos esforzándonos cada día para ser mejores”.

-¿Extraña educar profe? -Muchísimo, la escuela donde me jubilé todavía me llama para reemplazar, es lo que más amo y si me volvieran a decir qué querés ser, volvería a elegir ser maestra-.

DÍA DEL MAESTRO EN PARAGUAY

Cada 30 de abril se recuerda el Día del Maestro en Paraguay, establecida en un Congreso de Educadores celebrado en el país en el año 1915. Se rinde especial homenaje a algunos personajes claves en el sistema educativo, como a las maestras Adela y Celsa Speratti y al maestro Delfín Chamorro.

Delfín Chamorro (1863-1931) fue considerado el más importante gramático que dio Paraguay. Revolucionó la enseñanza del idioma castellano creando métodos pedagógicos que posibilitaron su mejor aprendizaje. Se lo identifica como el discípulo paraguayo de Andrés Bello.

Adela Speratti es una educadora paraguaya de ejemplar dedicación, formadora de generaciones de docentes. Fue la primera directora de la Escuela Normal de Profesoras del Paraguay. Falleció inesperadamente en 1902, a los 37 años, en plena realización de su programa educativo. Una Escuela Primaria Superior ubicada en la Avda. España de Asunción lleva su nombre, y en el patio de la Escuela Normal de Profesores se erigió un busto en recuerdo de la educadora.