viernes, julio 19, 2024
21.4 C
Asunción
InicioEditorialCuidado, la paciencia no es ilimitada

Cuidado, la paciencia no es ilimitada

Categoría

Fecha

No sólo resulta insostenible el gasto salarial de la función pública sino además todos los gastos “periféricos” que adornan la gestión y que ningún Gobierno con un mínimo de ética administrativa ha intentado siquiera limitar.

Se ha hecho costumbre, casi un “derecho adquirido”, que el ciudadano paraguayo de a pie, que apenas accede a una medicina pública abarrotada y llena de carencias, tenga que sostener con sus impuestos la atención médica de lujo de funcionarios públicos que, valiéndose de una repulsiva protección política, se hace pagar una medicina de lujo en instituciones privadas.

El último anti-ejemplo de este tipo nos llega desde el Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, que acaba de publicar el llamado a licitación con número de identificación 420.246 de la DNCP para proveer servicio médico sanatorial y odontológico por un monto de Gs. 88.800 millones para funcionarios del ministerio. ¿Tan miserables son los salarios del MOPC para que el pueblo tenga que costearles su atención de salud en clínicas privadas? Veamos.

Once funcionarios del MOPC de nivel A cobran Gs. 15 millones mensuales, 19 de nivel B, Gs. 13 millones, 565 de nivel C, Gs. 9 millones, 1.198 de nivel D, Gs. 7 millones y 306 de nivel E, Gs. 5 millones. En total, toda esta planilla pesa sobre el bolsillo del contribuyente Gs. 201.000 millones al año. ¿Con semejante nivel de ingresos no son capaces de asumir su propio gasto médico privado, si son tan delicados?

El paraguayo de a pie deja el 9,5% de un salario mínimo (casi Gs. 255.000 mensuales) en IPS. Si quiere una atención de salud más personalizada, debe triplicar ese gasto con un seguro médico privado en plan básico, promediando el millón de guaraníes mensuales por familia. Nadie le paga eso, lo costea de su bolsillo.

¿Qué le hace suponer al Gobierno que pueden jugar con tanta liviandad con el presupuesto general de gastos sostenido con impuestos que paga el ciudadano? ¿Los políticos viven en Narnia, creen que la gente va a dejar pasar con tanta liviandad esta grosera concesión de privilegios a funcionarios públicos enviciados con salarios y concesiones interminables?

La gente está harta de hacer cola en hospitales públicos desabastecidos y en un IPS perforado por la corrupción. Y encima, soportar este desfile pornográfico de parásitos rentados con dinero público.

Cuidado. Toda paciencia tiene un límite.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.