martes, enero 31, 2023
24.7 C
Asunción

Contaminación política en temas sexuales

Una conocida  frase lo expresa bien; “en el mundo cada uno es libre de hacer con sus partes íntimas lo que quiere” sin embargo para algunas personas el planeta han cambiado para otras es natural que tengamos homosexuales  que se muevan con libertad dónde y cuándo quieran.  Es algo jurídicamente protegido aunque genere controversias culturales como entre nosotros definido como país como “salvajemente conservador”.

Uno de los países mas duros en estos temas como Singapur  decidió que ser homosexual es  abierto y sin pena el decidirlo. Antes la pena consistía en años de prisión para la persona identificada cómo gay o lesbiana.

El Parlamento de Singapur revocó el martes 28 de noviembre  una ley que penalizaba las relaciones sexuales entre hombres que databa de la época colonial británica. Esta ley discriminatoria y estigmatizante preveía una pena máxima de dos años de prisión.

Ahora ya es otra realidad que se vive en la isla que así una renovación de sus parámetros legales para ser lo que uno quiera y cómo quiera.

El Parlamento de Singapur también enmendó la Constitución local para especificar que un matrimonio solo puede ser entre un hombre y una mujer, evitando que las parejas del mismo sexo obtengan la igualdad para el matrimonio.

Mientras esto se da a 16,892 km de nuestro país, aquí se sigue discutiendo de los programas educativos y de qué manera y cuanta información se le debería entregar a los niños o jóvenes acerca de las tendencias LGBTQ. 

Alta contaminación política

Hay personas que no están de acuerdo con este tipo de “programas educativos” que son considerados algo malo hasta para nuestra condición como seres humanos que  si no cambiamos nuestra forma de vernos o actuar para hacer cosas malas, es una decisión personal y privada el decidir ser o no homosexual. La cámara de diputados por amplia mayoría decidió cancelar una donación de la UE porque creen que detrás de la misma existe un fuerte lobby para cambiar los planes curriculares sobre esos temas. 

Debe dejar de incomodar y a su vez debemos buscar y encontrar formas de integrarnos todos los seres humanos sin importar el tamaño, color o características que no determinan en sí que o la forma de pensar o sentir al respecto de algo específico. No está bien discriminar, rechazar, humillar  o dejar de lado a una persona de un país, partido político, club deportivo diferente o tendencia sexual al nuestro como también hacer proselitismo político con estos temas. Los partidos vaciados de contenidos, dogmas y referentes toman estos temas para manipular a muchos que desconocen por completo estos temas. 

Es importante ser conscientes que el hoy no es igual al ayer, son horas, días,meses y años que nos separan, tiempo suficiente para meditar y tomar decisiones como lo ha hecho la semana pasada Singapur.  Es el tiempo de una discusión madura y cierta sobre estos temas. Ahora está todo muy contaminado entre nosotros.

La actitud no existente desafortunadamente en Rusia porque Canadá convocará al embajador ruso por tuits «de odio» hacia la comunidad LGBT+

Más del autor