spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, septiembre 24, 2021
27.7 C
Asunción
InicioEntrepasillosCaso Secta Moon: vence plazo para dictar sentencia

Caso Secta Moon: vence plazo para dictar sentencia

Categoría

Fecha

Los camaristas Óscar Paiva Valdovinos, Giussepe Fossati y Nery Villalba son los que tienen a su cargo estudiar si existe irregularidad en la resolución de la magistrada Irún, pero hasta el momento no hay indicios de que vayan a expedirse sobre el mismo.

La demanda de la empresa Cusabo Limited contra la Secta Moon es uno de los casos que se buscó torcer a favor de la Asociación Espíritu Santo a través del esquema de extorsión judicial desde el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados que involucraba al ex senador Oscar González Daher y su equipo integrado por Raúl Fernández Lippman, Carmelo Caballero y José Almada.

La manipulación a favor de la Secta Moon había sido evidenciada en uno de los sonados audios. La resolución favorable en primera instancia a la empresa Cusabo había sido apelada por el mismo equipo jurídico que integra el abogado Carmelo Caballero.

ANTECEDENTES

La empresa VICTORIA TERRACE S.A., en 1998, otorgó a la Asociación del Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial (AES), más conocida como SECTA MOON, un préstamo de USD 15 millones, desembolsado en varias etapas, para la adquisición de tierras en el distrito de Puerto Casado y en el Chaco Paraguayo a los efectos de desarrollar en ellas sus actividades.

Existen extractos bancarios, constancias contables y notas firmadas que demuestran el envío efectivo del dinero.

En el 2008, VICTORIA TERRACE S.A. cedió su crédito a cuatro (4) empresas uruguayas, que realizaron una intimación de pago a la AES. La Asociación del Espíritu Santo, en asamblea, decidió pagar la deuda a los acreedores, transfiriendo las tierras adquiridas por DACIÓN DE PAGO.

En el 2009, la Junta de Directores de la AES otorgó poderes especiales por escritura pública para la transferencia de los inmuebles. Sin embargo, la SECTA MOON ese año entra en un conflicto interno, y esta decisión nunca se cumplió.

En el 2012, el Grupo CUSABO adquiere los derechos de la deuda de la AES.

Ante la negativa de la AES de cumplir lo acordado en los contratos y firmar las correspondientes escrituras públicas de transferencia, las firmas del Grupo CUSABO iniciaron una demanda en lo civil por cumplimiento de contrato y obligación de hacer escritura pública.

La demanda parte de un préstamo real y válido, y se sustenta en actos y documentos ajustados a la Ley y los Estatutos de la AES.