Connect with us

Suscribirse

Historias

Cartes pierde control del Senado

Salyn Buzarquis, senador liberal, señaló que el verdadero objetivo de la expulsión de Rodolfo Friedmann es que Horacio Cartes asuma como senador. Esto, para poder evitar enfrentar cuentas con la justicia brasilera. Sin embargó, con lo acontecido este jueves, destacó que el Senado es la única entidad que no está en su poder. 

La Cámara de Senadores con 23 votos contra 19 decidió postergar el tratamiento de la pérdida de investiduras del oficialista Rodolfo Friedmann hasta que la Justicia determine un fallo. Atendiendo a la complejidad del caso, esto puede durar años por lo que es poco probable que el legislador sea expulsado en este periodo legislativo. 

A favor de la expulsión estuvo el bloque cartista-llanista sumado a los tres de Patria Querida. Mientras que por la postergación estuvo el oficialismo apoyado por liberales de la bancada B, por el PDP, Hagamos y los del Frente Guasu. 

Esta unión de fuerzas ya se observó cuatro meses antes cuando las mismas bancadas se unieron en favor de Óscar Salomón. Para que este sea presidente del Congreso. 

Salyn Buzarquis, senador nacional por el PLRA (bancada B), y uno de los que votó por la postergación de la pérdida de investiduras fue el más crítico de los legisladores contra el cartismo. Señaló que si en realidad lo que se busca es que Friedmann sea procesado por la Justicia, esto ya se logró con el desafuero aprobado la semana pasada. 

Resaltó que el verdadero plan del cartismo es que su líder; Horacio Cartes, expresidente de la República, asuma su banca en el Senado para no comparecer ante la Justicia del Brasil por el caso lavajato. 

“Si aprobábamos el documento que presentó Enrique Riera, tendríamos que aceptar que Friedmann no es senador, al igual que Mirta Gusinky. Si lo hacíamos, Cartes y Nicanor tenían que asumir sus bancas a pesar que la Constitución Nacional lo prohíba”, explicó. 

El político liberal resaltó que Friedmann no tiene fueros y que la justicia es manejada por Cartes. Por esto, no tiene sentido que solo busquen sacarlo por la corrupción. 

“Ellos intentan hacer un doble juego. Sabemos cómo el cartismo juega con sus medios. En el fondo lo que quieren hacer es hacer jurar a Cartes para que no responda por el tema Messer”, detalló. 

SIGUEN FUERTES

Consultado si esto demuestra una pérdida del poder de Cartes, el legislador señaló que no lo considera como tal. Debido a que el expresidente maneja a la Justicia, al mismo Gobierno, al fútbol (con la persecución a Trovato), a la Cámara de Diputados y que solo el Senado no está sometido a sus intereses. 

“Ellos no van a dejar de intentar hacer jurar a Cartes. La banca del Senado es demasiado importante para ellos porque le va a salvar de un pedido de extradición del Brasil por el caso Messer”, concluyó. 

SESIÓN

Durante la mañana del jueves se vivió una acalorada sesión en el Congreso debido a que existía casi igualdad de fuerzas por un lado y otro. En una de las discusiones la también oficialista y compañera de equipo de Friedmann, Blanca Ovelar, denunció que su colega, el excartista Enrique Riera, esté haciendo campaña en sus redes sociales para escrachar a los senadores que decidieron postergar la pérdida de investiduras de Friedmann. 

Como respuesta, Riera pidió que Ovelar muestre en qué momento y cómo realizó tal campaña. Negando con esto las acusaciones. 

Otras de las peleas la protagonizaron las legisladoras Zulma Gómez (llanista) y Lilian Samaniego (ANR independiente quien salió a favor de Friedmann). Gómez se molestó con Samaniego por ser la principal propulsora del aplazamiento de la pérdida de investiduras. Además la acusó de que a pesar de tener Covid-19 participó de varios eventos políticos, incluidos los desarrollados en el Parlamento. Sin embargo, nadie pidió su expulsión como a María Eugenia Bajac, senadora (compañera de bancada de Gómez) quién fue expulsada en abril por tener Covid-19 y exponer a los funcionarios. 

Samaniego respondió que Bajac no fue expulsada por eso sino que fue por mentir. Específicamente por recibir viáticos para ir a un Congreso internacional pero finalmente fue a otro país con otros fines no parlamentarios. Y que esto se agravó al traer el virus y contagiar a varios funcionarios. 

INCOHERENCIA

Juan Grassi, empresario del sector gastronómico, si bien se mostró a favor de la pérdida de investiduras de Rodolfo Friedmann, también consideró como una falta de coherencia en Enrique Riera, quien pidió la expulsión del mencionado legislador pero no dice nada de su colega Javier Zacarías Irún, también con frondosos antecedentes. 

“Desde mi punto de vista hay un doble discurso del senador Riera que dice que los honestos somos más pero lo cuida a Zacarías Irún. Como quieren que la ciudadanía acompañe si el discurso no es coherente. Friedmann debía ser expulsado y después Zacarías Irún”, manifestó. 

LÍDERES DE LA ANR

Emilio Cubas, actual miembro de la Junta de Gobierno y Aniceto Ovelar, exdiputado nacional, son dos líderes de la ANR, ajenos a los dos movimientos principales. 

A pesar de no formar parte del cartismo, ambos coincidieron en que Friedmann debía ser expulsado. 

“Hay fehacientes pruebas de lo sucedido. Por mucho menos que eso se expulsaron a varios senadores. O se les echó de forma irregular a los demás o se le defiende de forma irregular a Friedmann”, sostuvo Cubas. 

Para el político, Friedmann juega un papel muy importante en la gestión de Abdo Benítez. Y por lo tanto, el Ejecutivo no quiere perder a un jugador clave.

“Estoy preocupado porque el partido está ciego, sordo y mudo. Se defiende a un gobierno corrupto. Estamos naufragando en un titanic republicano que se está hundiendo”, lamentó. 

Por su parte Aniceto Ovelar explicó que no le sorprende que Friedmann haya sido salvado ya que considera como pérdidas a la moral y la decencia en la política. 

“Si Friedmann tenía un poco de dignidad ya hubiera renunciado. El además entró por la ventana. Se mancha una actividad social tan noble como es la política”, cuestionó. 

Salyn Buzarquis, senador nacional.

Salyn Buzarquis, senador nacional.

Juan Grassi, empresario gastronómico.

Juan Grassi, empresario gastronómico.

Emilio Cubas, político.

Emilio Cubas, político.

Victor Ortíz
Escrito por

Fanático de la albirroja y del Sportivo Luqueño. Me gusta la literatura, los perros, ir al cine, hacer deportes, sacar fotos y cocinar a la parrilla.

Fútbol y tabaco no están en la mira de Seprelad

Historias

Principales empresas que proveen al Estado

Historias

Nicanor convierte a la EBY en una bolsa de trabajo

Historias

Ejecutivo oficializó nuevas medidas

Historias

Golpe pandémico a las arcas religiosas obliga a medidas desesperadas

Historias

Aduanas no puede hacer controles «exhaustivos»

Historias

Transportes dan un paso definitivo hacia la tecnología

Sin categoría

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente