martes, enero 31, 2023
24.7 C
Asunción

Cambiar a partir de uno

Una inteligente frase del historietista argentino Quino  me llamó la atención y que ya se encuentra en las redes dice; “no es el año el que debe ser mejor, eres tú” y empiezo de esta forma este grupo de palabras y letras para compartir un hecho que ya es noticia por la decisión de un país de ser mejor, mejorando y acelerando  su industria. Se trata de Alemania donde a  pesar del impacto de la interrupción de las entregas de gas ruso, la economía está demostrando ser más resistente de lo esperado. Sin embargo, el peso de las industrias pesadas debería disminuir especialmente aquellas que producen cemento, fertilizante, fibras artificiales o las  mineras. Estas  capturan y transportan minerales con algún contenido químico deseado (oro, plata, níquel, etc.), o bien hidrocarburos como el petróleo, el gas natural o el carbón mineral.

La mayoría de los indicadores muestran que la economía alemana, por el momento, ha resistido bastante bien la crisis.Quizá sea por el hecho de que el alemán decidió ser mejor y no espero que el tiempo o el año que quedó atrás sea mejor como expuso Quino en su viralizada frase. Ser mejor implica partir de uno mismo y de eso trata finalmente la vida en comunidad. Eso acaba en la alteridad de la que tanto habló Hannah Arendt, la judía alemana, que enseñó después en los EEUU. 

Mejorar desde lo individual

Ser mejor entre todos sirve y tiene buenos efectos para la persona que viaja por los 365 días, 52 semanas y 12 meses si es entendida y llevada a la práctica sin quejas, plagueos o actitudes que no ayudan para salir adelante como lo hizo la industria alemana el año pasado. En su carrera de producción de  automoción, construcción de maquinaria, industria química e  industria eléctrica y electrónica han colocado la renovación e innovación por delante de la producción. 

Los grandes operadores globales son Volkswagen, Daimler, BMW (todos del sector del automóvil), BASF y otras marcas importantes que hacen la lista más extensa. Una que es así por la actitud de los jugadores que damos vida a la industria y no solo de inversiones, máquinas u objetos que ayudan a existir. 

Combinar conocimientos, compromisos  y actitudes es la clave para construir mejores países y eso deberíamos potenciar los paraguayos.-

Más del autor