spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
jueves, junio 24, 2021
19.7 C
Asunción
InicioActualidadSalud PúblicaBurocracia y falta de remedios, el suplicio de los asegurados

Burocracia y falta de remedios, el suplicio de los asegurados

Categoría

Fecha

Las denuncias por parte de familiares de pacientes internados por Covid-19 no cesan. Esta vez los afectados son asegurados del Instituto de Previsión Social (IPS), quienes relataron a este medio las penurias por las que atraviesan para lograr acceder a medicamentos para el tratamiento contra la enfermedad.

Atracurio, Midazolam y remdesivir son solo algunas de las drogas que están en falta en la Previsional, cuyos precios en farmacias están por las nubes.

Una de las pacientes es Rosa Centurión, de 45 años, quien está internada en el IPS Central, su hermana, Luz Centurión, comentó que le pidieron 20 unidades de atracurio. En un primer sitio vendían el fármaco a un precio de G. 107 mil.

“Casi me dio un infarto, ¿de dónde sacó G. 2, 5 millones para comprar la cantidad que necesito? Después encontré una Fundación que los vendía a G. 45 mil y luego supe de Farmacias Scavone que lo tenía a G. 26.500, fue un milagro”, dijo Luz.

Lamentó que mientras los asegurados sufren, los políticos se llenan los bolsillos. “A las autoridades les digo que se pongan las pilas, que llenen las farmacias. Hay gente de escasos recursos que necesitan de ellos, con las elecciones vienen como hormigas y cuando se acaban se vuelven moscas”, mencionó.

Otro caso es el de Pedro Acosta, de 58 años, quien fue internado por un cuadro de neumonía en el sanatorio La Costa. Su hija, Cecilia Acosta, explicó que la ayuda del Gobierno es solo para los internados en terapia intensiva, no para los que “todavía no están complicados”.

Ante el departamento de Asistencia Externa, presentó un listado de 10 medicamentos solicitados por la especialista que lo asiste en el hospital privado junto con el historial clínico. 

“Primero verificaron si era asegurado y 4 horas después llegó la gente de asistencia externa a decirme que una simple ampolla de dexametasona, que cuesta G.20 mil, me la podían dar y el resto de medicamentos estaban inexistentes”, contó.

Por esta razón pidió a la jefa del Sanatorio La Costa que  siga proveyendo y una vez dado de alta deberán abonar la deuda. No obstante, tan solo en la compra del Remdesivir, la familia ya tuvo que pagar unos G. 4 millones.

“Tenemos que exigir los derechos, estamos aportando a IPS y pagando sumas elevadas para que la Previsional nos puede dar lo que necesitamos, hay que buscar la forma de pelear”

¿QUÉ DICE IPS?

José Luis Urizar, director general de logística del IPS, con respecto a la falta de atracurio, dijo que la necesidad en sí se incrementó exponencialmente en relación con los meses anteriores, y durante finales de marzo a abril se duplicó. 

“El aprovisionamiento de estos medicamentos lo estábamos haciendo a través del Ministerio de Salud, contrataciones públicas de empresas con el IPS y contrataciones con la tienda virtual de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas y comprobamos que efectivamente hubo retraso en la cadena de suministros”, señaló Urizar.

Sin embargo, el día de ayer miércoles 28 de abril alrededor de las 17:00 horas recibieron un cargamento de atracurio y para los siguientes pacientes en dos semanas tienen asegurado siempre y cuando esta empresa lo siga haciendo en los siguientes días.

La empresa que les está proveyendo hoy el atracurio participó a través de una tienda virtual de la DNCP, el IPS solicita la provisión de medicamentos a través de esa tienda.

“Administrativamente impulsamos todas las medidas a nuestro alcance en el ámbito jurídico, en el marco del proceso. Se van incrementando las necesidades. Teníamos una promesa de entrega para esta semana de una empresa que fue adjudicada, pero su cargamento está en Uruguay y el Ministerio de Salud de ese país ha puesto ciertas restricciones para que el medicamento atracurio salga de Uruguay, entonces hizo que el proceso nuestro se vea resentido por la situación”.

También tienen problemas con el midazolam, pero depende de la cadena logística, destacó que en ocasiones reciben de manera continua, pero si ellos tienen un inconveniente en su cadena logística, impacta en el IPS.

Con respecto al remdesivir, que es un medicamento importante en la lucha contra el virus, existen contratos vigentes, pero las empresas no están proveyendo al IPS. “Cada esfuerzo que tenemos que realizar lo estamos haciendo”, concluyó.