jueves, abril 25, 2024
22.7 C
Asunción

Boli problemas

@siferbo

Sabemos poco de Bolvia los paraguayos más hoy día es un trending topic el nombre del país por lo ocurrido con su ex presidente. Evo Morales quien luego de 13 años renunció a su cargo acosado por la reacción popular. Bolivia es un territorio que se ha posicionado en un lugar privilegiado a nivel económico y social durante su mandato, lo que no justifica sin embargo otro periodo más de su gobierno y menos con fraude. Todo mandatario del mundo debe entender sus tiempos en el poder sin querer cambiar ni tergiversar la ley. Solo imaginemos que en un partido de fútbol un equipo no quiera chutar el penal desde los 12 pasos de distancia y decide meter el gol con las manos. Si ocurre esto al instante veríamos la respuesta negativa de los hinchas capaces de hacer lo que sea para defender los intereses de su equipo que fue lo mismo que la ciudadanía hizo para defender su democracia en ese país. Tampoco está para admirar el tomar medidas violentas cómo quemar casas o manifestaciones violentas por una idea que pueden afectar la integridad de otros bolivianos. El país con que compartimos 750 km de frontera y con que hemos tenido una guerra fuerte de 3 años de donde viene el mote de que último que llega “boli kuña”! vive hoy horas aciagas. En general latinoamérica está pasando por una prueba de stress de su democracia y muestra que ciudadanía que no acepta más abusos de poder, violación de la Constitución o fraudes electorales y pide más atención a sus demandas.

Esto también se ve en Chile con el caso del acorralado presidente Sebastián Piñera quien hace poco tuvo una masiva manifestación de más del millón de personas que solicitaron mayor atención a su salud y educación y menos gastos en cosas superfluas. Es imposible no notar la influencia que pueden tener estas manifestaciones a nivel geográfico en otros puntos vecinos. Por eso no subestimemos la influencia que puede tener del norte al sur o del este al oeste. A veces creo que el estar sentado en el poder te ciega y no te permite medir el pulso real del pueblo que te eligió para que lo representes y que tarde o temprano explota y que luego termina el mandatario tomando decisiones que no irresponsables y dañinas para todos. Lo ocurrido en Bolivia -nuestro país vecino- nos debe preocupar y debe estar en la agenda de los tres poderes del estado paraguayo. No esperar y dejar que el tiempo mine todo el terreno de trabajo que luego al explotar nos daña a todos con cierre de rutas y en algunos casos con la muerte de manifestantes que quedan en la memoria impresas como guerreros de algún combate pasado, cómo fue el nombre de Rodrigo Quintana muerto en manos de la policía nacional durante la manifestación solo porque Horacio Cartes quería más tiempo en el poder ejecutivo violando la Constitución. Bolivia nos enseña otro capítulo de civismo y de reacción popular. Aprendamos la lección y estemos vigilantes para que nuestros mandatarios no se aparten de la Constitución ni de la ley.

Columnistas
Columnistas
Expertos en Historias urbanas.

Más del autor