Connect with us

Suscribirse

Editorial

Aqua chaqueña, aqua impossibile

Los romanos lo hacían mejor hace 22 siglos

Si se nos permite el latinajo, la historia del acueducto chaqueño comienza a cobrar ese color amarillento de las cosas viejas, abandonadas y a punto de diluirse en el tiempo. Las últimas noticias hablan de la adjudicación del tendido de redes de distribución de agua a localidades del Chaco central.

Otros seis millones y pico de dólares. Y van. Del acueducto se hablaba allá por 1996, hace un cuarto de siglo. Se emplearon 16 años en hablar, proyectar, diseñar y hacer factible, técnica y financieramente, el bendito acueducto. Se ha gastado hasta ahora una millonada en dólares y 156 meses después de darse la “palada inicial”, los chaqueños siguen esperando el agua del rio Paraguay… y tomando agua de lluvia que cosechan en sus granjas pluviales. La “puesta en servicio” de la obra fue anunciada por lo menos tres veces.

Así que es comprensible que los chaqueños quieran abrir una canilla y comprobar que de ella sale agua a cualquier hora del día antes de convencerse de que, finalmente, tienen agua corriente. Los romanos lo hacían mejor y más rápido hace 2.000 años y probablemente más barato. Veamos y comparemos.

-Acueducto Aqua Marcia, Roma: 92 kilómetros de túneles y viaductos. Año de inicio de la obra, 144 a.C. Puesta en servicio: 140 a.C. Tiempo de construcción: 4 años. Capacidad de suministro: 190 millones de litros por día. Tiempo de servicio: 440 años. Destruido por las invasiones bárbaras del siglo IV.

-Acueducto chaqueño: 202 kilómetros de tuberías prefabricadas enterradas en una zanja. Año de inicio de la obra: 2012. Trece años después sigue en obras. Capacidad de suministro: 12 millones de litros por día, una 16 ava parte del acueducto romano.

Esta desdichada obra sufrió todo tipo de empujones y frenazos. Fue perforada por la ineficiencia, la corrupción, el abandono, la incursión de los infaltables diletantes y hasta un toquecito de ideología añeja durante la gestión Lugo. Ha devorado miles de horas de trabajo desperdiciado con derroche de recursos valiosos, generando además la comprensible ansiedad de miles de habitantes del Chaco para quienes el agua potable es un tesoro inestimable. Sólo quienes viven y trabajan en el Chaco central comprenden esa ansiedad.

Hasta ahora, más que aqua chaqueña, es aqua impossibile.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Jhojanni Fiorini, Juan Martínez, Felipe Dominguez, Fabrizio Meza.

“Los casos que ahora saltan tienen que ver con el feriado largo”

Historias

Leo Rubin volverá a la amplitud modulada

Show

Ocho “sin nexo” debe llamar la atención

Historias

Finalmente admiten imputación contra Alegre

Historias

Costo político

Editorial

Se sacó la camisa y levantaron la sesión

Historias

Por contener errores devuelven imputación contra Alegre

Historias

Copyright © 2020 El Independiente | El otro lado de la historia
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente