martes, enero 31, 2023
30.7 C
Asunción
InicioDestacadoAnalistas piden más proactividad de embajadas para evitar violencia que sufren paraguayos...

Analistas piden más proactividad de embajadas para evitar violencia que sufren paraguayos en el extranjero

Categoría

Fecha

El sábado en horas de la mañana, quedó en libertad Raúl Díaz, el ingeniero español de 44 años acusado de matar, azar y descuartizar a su mujer paraguaya Romina Núñez durante los festejos del año nuevo del 2019. 

Esta situación vivida por una compatriota en la madre patria se suma al caso de Fernando Báez Sosa, un joven argentino de 19 años, hijo de padres paraguayos que fue asesinado a golpes en marzo del 2020, al salir de una discoteca en la ciudad de Villa Gesell, ubicado en la provincia de Buenos Aires. 

José Manuel Giménez Piris, abogado paraguayo que vive en Málaga, España, analizó estos hechos. Expresó que la migración es bastante dolorosa ya que las personas que salen de Latinoamérica en busca de mejores oportunidades son en realidad, exiliados económicos y sociales, que deben desenvolverse en un ambiente extraño. A veces solo con amistades y otras, incluso sin ellas, hecho que acarrea una serie de situaciones para bien o para mal

“En este caso estamos hablando de pérdidas de vidas humanas de personas que salieron buscando un mejor porvenir. Ahora estamos hablando lastimosamente de esta situación”, lamentó. 

El letrado afirma que un país que no invierte en educación, no invierte en sus niños, en escuelas, universidades, establece un caldo de cultivo para que ocurran estas circunstancias. 

“En países de occidente vemos el promedio de inversión en lo educativo, así sabemos porque están en esa situación. La ecuación es simple , si invierten en salud y educación, verán cómo la sociedad crece de manera sostenida y sostenida”, comentó. 

José Manuel Giménez Piris, abogado paraguayo que vive en Málaga, España.

OTRA REALIDAD

Giménez Piris, quién vivió en carne propia, lo que significa salir de su país para ingresar a un territorio extraño, donde no contaba con redes de protección, explica que la realidad para los extranjeros es muy distinta para mal, a lo que se cree. Es decir, el progreso gracias a trabajos bien remunerados no es tan sencillo de lograr como creen los que prueban la suerte de viajar a la madre patria. 

“Hacer un viaje en el extranjero, a España, Estados Unidos, Argentina, por más que asegures un sitio, un lugar, una familia que te puedan acoger es un desafío. Llegas y te encuentras con la realidad, la familia te puede acoger por uno, dos o tres meses si tienes suerte. Luego tiene que espabilarse como se dice acá y rebuscarse algún oficio. Como se dice acá, el que no corre, vuela. Los que corren son los que toman la vida a la ligera y los que vuelan son los que sí están conscientes de la realidad y buscan la manera de sobrevivir”, explicó. 

VILLALBA

Mario Villalba, politólogo paraguayo que vive en Rotterdam, Holanda.

Mario Villalba, politólogo paraguayo que vive en Rotterdam, Holanda, explicó que la migración se da por varios motivos, en su caso fue por la búsqueda de mejores oportunidades académicas. Pero están los compatriotas que salen por la falta de políticas públicas, gestiones económicas que hacen que mucha gente viva en situación de pobreza y salga al exterior con el objetivo de enviar remesas a sus familiares. 

“Gran parte del ingreso de Paraguay es por las remesas. Esa migración, al estar despojados de sus redes de protección, familiares, amigos la gente con quien naciste, amigos en la función pública, en la prensa, generan muchos inconvenientes para la persona que decidió abandonar su país. Sí las embajadas no toman un rol activo de protección de los paraguayos que están en distintos países, seguirán ocurriendo estos trágicos hechos”, explicó. 

Recordó que esta situación no solo la viven personas de escasos recursos sino también compatriotas mejor acomodados como lo sucedido con Rolando Chilavert, exfutbolista hermano del excapitán de la selección nacional José Luis Chilavert, quién fue secuestrado en Odessa Ucrania en enero del 2019 cuando fue a dirigir al Inter Odessa, club de dicho país. 

IGLESIAS

Raquel Iglesias, exDirectora General del Observatorio de la Mujer y socióloga.

Raquel Iglesias, exDirectora General del Observatorio de la Mujer y socióloga, explicó a su vez que nuestro país registró momentos muy críticos de la economía. Situación que generó que miles de paraguayos emigraron al país que teníamos más cerca como la Argentina. Esto, tras las tristes guerras que azotaron al Paraguay y nos volvieron un país empobrecido. 

“A esto se suma el régimen dictatorial que hizo que mucha gente fuera a refugiarse en la Argentina. España fue otro de los puntos donde paraguayos emigraron y muchas mujeres, con sus partidas, generaron familias desmembradas. Todo esto, generó a su vez otra crisis, con muchos niños que estaban sin sus madres”, manifestó. 

Sostuvo que a una persona en situación de migrante en el extranjero siempre le cuesta mucho. Afuera del país, se distingue por la calidad de sus trabajos, por lo que la socióloga se pregunta si esas mismas ganas y profesionalismo lo implementara en nuestro país, ¿Qué pasaría?

“Yo me pregunto, si el paraguayo trabaja con tanto esfuerzo en el exterior, ¿por qué no lo hace aquí? Tenemos tierras muy nobles. ese enorme esfuerzo si lo hacen en el país, creo que nos iría bien. Se van en busca de salir adelante y que terminen en esta forma, genera mucho sufrimiento”, comentó.

Finalmente hizo alusión al caso de Romina, desde la perspectiva de género. Afirmó que le extraña que España haya dejado en libertad a un hombre tras un crimen tan atroz. Ya que la madre patria está muy avanzada en cuanto a los derechos de las mujeres. 

“España fue el primer país que lo tuvo. Lo de Romina generó un impacto enorme dentro mismo de España, las mujeres españolas hicieron marchas para que se esclarezca el caso. Los policías encontraron los restos en la playa. Se encontraron evidencias que lo involucran. Ella hablaba con la madre, por padecer violencia de esa persona, quería retornar al Paraguay”, recordó. 

 

Victor Ortíz
Victor Ortíz
Fanático de la albirroja y del Sportivo Luqueño. Me gusta la literatura, los perros, ir al cine, hacer deportes, sacar fotos y cocinar a la parrilla.