martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

A tomar la posta

El ser joven desafortunadamente en estos tiempos en Paraguay no tiene la mejor etiqueta, referencia o crítica  por no estar involucrados en la realidad del país sino más en la virtualidad del mundo. Creceré con la imagen de un millenial, mi generación; de  alcohólico, sin trabajo, divorciado o fracasado en su empleo que ya lo cambió muchas veces. y que permitió que los corruptos nos gobernaran.

Ahora según veo en una publicación hecha hace poco por este medio que no toda mala crítica debe caer sobre nuestros hombros sino sobre todo motivarnos a participar de las elecciones ya que el 54%  de los electores son personas de entre 18 a 39 años en nuestro país, representamos alrededor de 2,6 millones de personas y  seremos los que vamos a decidir el camino y timonel de la nave llamada Paraguay este año.

No estará en manos de nuestros padres, tío, abuelos o personas mayores de edad que conozcamos y que sabemos participaran en las elecciones sino sobre todo en nosotros para que el nuevo gobierno asuma la responsabilidad de administrar la cosa pública para los que poblamos  mayoritariamente nuestro país. Ya no debemos  querer hacer algo sino es hora de accionar para lograrlos,  algo bueno para todos los que vivimos aquí. 

Nuestra casa que necesita de orden y limpieza no solo para el turista que debe ser acogido con respeto y las comodidades que no solo les beneficien sino también nos favorezca como lo que esperan los candidatos que se presentan para gobernar el país desde este abril en adelante.

La única y verdadera forma de lograr algo nuevo, diferente y bueno es si logramos cómo un equipo coordinar nuestras fortalezas cómo ciudadanos de la República y hacer realmente pública o nuestra el decidir quien o quienes administrarían el Paraguay desde este año en adelante. 

Superar la apatía

El ausentismo es una manifestación de indignación, enojo y desesperanza sobre la clase política. Lamentó que vivimos en un país inmerso en la corrupción pero es una minoría la que lucha contra ella. Y lo que debemos evitar por sobre todo es ausentarnos el día de las elecciones, debemos estar inscriptos en el padrón electoral y dejar de lado nuestras pantallas de celulares  para hablar y discutir entre nosotros sobre las necesidades que existen en el país. 

Saber bien  cuáles son las propuestas de los candidatos para responder a las demandas o problemas que van contra todos en un país que no debe reposar siempre sobre una generación que envejece cómo su organismo y ya no funciona cómo lo hacía tiempo atrás sino animarnos a tomar la posta y transformar lo existente.

Es clave entender el valor que tiene el ser ejemplo para nuestros sobrinos o amigos y lo que pueden guardar en su memoria de cómo la juventud respondió, y activó para y por su país en las elecciones del 2023. Es un momento crítico, un parteaguas de la historia y un reto que no debemos dejar pasar.  El joven es el que decide lo que va a ocurrir en el cuarto mes que está a la vuelta de la esquina y en los cinco años que se vienen a partir del 15 de agosto. Animate a tomar la posta.  

Más del autor