domingo, enero 29, 2023
24.7 C
Asunción

¿A qué olor huele mi entorno?

Las relaciones humanas, son los vínculos en que las personas interactúan, ya sean, en forma espontánea o permanente.

Es absolutamente necesario, para definir nuestro propio bienestar, tener una independencia emocional, en un entorno, donde nos desenvolvemos con fuerzas positivas y negativas, las que son negativas: contaminan el ambiente en que vivimos, un sitio donde huele mal, con personas que no nos ayudan a elevarnos, a obtener nuestra mejor versión, la cercanía de aquellas personas como: la pareja, miembros de la familia, los compañeros de trabajo, las amistades, que cuando entramos a esa habitación, huele tan feo que siente el clima pesado, y desagradable, que con cada palabra que expresan, generan un ambiente tóxico y destructible, tanto que dejamos absorber hasta intoxicarnos, cuando podemos tomar sabias decisiones.

El manejo de las interrelaciones, nos pueden dar grandes satisfacciones o grandes decepciones por las que generan mucho sufrimiento. Es un buen momento para plantearnos: ¿A qué olor huele mi entorno?, ¿Qué tipo de aroma me gustaría oler en el ambiente en el que frecuento? Una expresión metafórica, a modo de reflexión, en la búsqueda de mejorar las relaciones con los demás, de aprender a poner distancia, a decir «No», a no permitir que ciertas personas invadan mi espacio, manipulen mis decisiones, desvíen mis metas u objetivos, que hagan caer mis anhelos. A veces, es más que necesario «marcar territorio», limitar a personas, cuando ellas abusan y se sobrepasan con chantajes y manipulaciones.

En tal sentido, una herramienta fundamental es » la comunicación», expresar lo que me desagrada, lo que me molesta, en el caso, de qué la otra persona continua contaminando el ambiente, salir a tiempo y alejarme inmediatamente, no esperar a que afecte mi salud mental y física. Una actitud de capacidad crucial y determinante de disolver nexos que no aportan a mi bienestar, y salir a tiempo de ese ambiente que huele a «asco», a un clima intenso.

Reconocer y aceptar la idea de alejarme de personas con comportamientos tóxicos, sin sentirme responsable, ni sentirme atado/a a esas relaciones dañinas y perjudiciales que solo estancan, que no perfuman mi entorno, y no me permiten alcanzar la plenitud que tanto deseo para mi vida.

Natalia Mora
Natalia Mora
Ex Directora General de La Dirección General de Auditoría Interna del Ministerio de la Mujer. Participación en el Equipo Directivo de revisión del IV Plan Nacional de Igualdad 2018 - 2024. Artista dedicada a la pintura al óleo.Aporté a la gestión comunicacional del Observatorio de la Mujer desde su creación en el Ministerio de la Mujer. Mujer comprometida y solidaria con las mujeres en situación de violencia.

Más del autor