lunes, abril 22, 2024
28.7 C
Asunción
InicioSin categoría“A la Contraloría la dañaron sus hombres”

“A la Contraloría la dañaron sus hombres”

Categoría

Fecha

El abogado Francisco Javier Galiano fue Contralor General de la República, y sabe cómo funciona el monstruo por dentro. En entrevista con el doctor Benjamín Fernández Bogado, comentó que la Contraloría es una de las instituciones más nobles creadas justamente para combatir la corrupción, sin embargo, qué hicieron los hombres de la Contraloría es lo que hay que preguntarse.

“De 5 o 6 contralores que tuvimos, 4 terminaron con procesos penales, solamente 2 terminamos sin ser citados por la fiscalía ni procesados. El tema hoy es cuál es la institución encargada de controlar, está la auditoría del Ejecutivo, la Oficina Anticorrupción, la Oficina de Contrataciones, ahora la fiscalía es la que combate a la corrupción, hace allanamientos y otras cosas, se difundieron los papeles de control, crearon tantas instituciones de control que ya nadie sabe, y segundo, los legisladores destrozaron la Contraloría.

Los legisladores destrozaron la Contraloría, ¿de qué manera?

Por el resultado, de 5, 3 terminaron procesados. Son personas no calificadas, el penúltimo contralor ni siquiera se candidató para eso.

Dicen que los informes casi siempre llegan tarde, ¿por qué no controlan en tiempo real al bandido, por qué hay que esperar a que haya robado para presentar los cargos?

Porque debería modificarse la carta orgánica de la Contraloría, porque le dieron un perfil de un control posterior de la ejecución. Aun así, y respondiendo de la época de mi gestión del 2000-2005, sí abrimos la ventana donde hicimos un control concubitante, especialmente en el área de las contrataciones públicas. Si se revisan los archivos, nosotros solicitamos suspensión de los procesos licitatorios, y más o menos tratamos de hacer un trabajo contemporáneo en las operaciones que hacía el Estado. Hoy yo no sé, no puedo decir, en aquella época yo tenía 600 auditores, hoy están rondando 1800 o 2000, tienen 3 edificios, pero lamentablemente la cantidad de informes ha disminuido proporcionalmente a la mejora de la infraestructura que se le dotó.

El otro argumento fue siempre que tenían poco personal y demasiado que controlar, ¿eso es verdad o mentira?

Es verdad, el Estado paraguayo es enorme, pero hay que saber seleccionar cuáles son las áreas sensibles a la corrupción, todas las instituciones dan un informe anual y otro semestral, con esos informes ya se percibe cuáles son los ángulos donde tendría que priorizarse la auditoría.

En la declaración jurada dice que el presidente de la ANDE declara que come por G. 330 mil mensual, o que la presidenta de Petropar tiene declarado en términos de vehículo 2 motos Kenton, pero tiene US$ 4 millones de patrimonio, ¿eso no le llama a nadie la atención en la Contraloría o eso no se abre luego o no se debe abrir?

Tiene una oficina que se dedica a la recepción y guarda de las declaraciones juradas y la verificación de su consistencia, debería de hacerse regularmente.

¿O sea tiene la autoridad para verificar la consistencia significa si lo que declara es cierto o no?

Claro y en su caso es rechazarla o denunciarla si hay falsedades.

¿Y a quien denuncia la contraloría algo que claramente es una mentira?

Los hechos punibles se hacen saber al Ministerio Público y en mi época se elevaba el informe a las Cámaras Legislativas, al presidente de la República, y a la Auditoría del Ejecutivo.

¿Por qué nadie le teme a los informes de la Contraloría? ¿Por qué la justicia no toma los casos de ustedes para meter presos a los corruptos?

Porque hoy en día todas las instituciones desde el Ejecutivo para abajo se han dedicado a mermar la autoridad de las instituciones de control. La sociedad juega psicológicamente con estos destapes en los hechos de corrupción y tardan hasta 72 y 100 horas para reaccionar, se refieren que van a esperar informes de la Oficina Anticorrupción para remover del cargo y pasa una semana, recién cuando el propio acusado ya no tolera la presión ciudadana renuncia.

En la justicia está un tribunal de cuentas que colisiona con los informes de ustedes ¿es cierto eso?

Yo tanto me he peleado con los tribunales de cuentas que ya no quiero ni mencionarlos. Los informes de los años anteriores, porque hoy día yo no tengo noticias de los resultados de las auditorias de la Contraloría, no sé qué pasó, ni siquiera la prensa se debe dar cuenta de sus actuaciones, según la Contraloría de años anteriores, el país era invadido por construcción, y según el tribunal de cuentas, era un país de maravillas.

Administrativamente ¿qué es el tribunal de cuentas? y ¿por qué le saca autoridad a sus informes?

Porque la constitución superpone la función de la contraloría con el del tribunal de cuentas. Las instituciones se adelantan antes del final de los ejercicios financieros de cada año y remiten sus antecedentes al tribunal de cuentas de tal forma que la Contraloría no pueda auditarlos.

Una institución pública puede decir yo he robado mucho, pero en la Contraloría me van a complicar, me adelanto a eso y encuentro un amigo en el tribunal de cuentas que me va a sacar la castaña del fuego. ¿Así funciona la República?

Así funciona, por lo menos hasta el año pasado yo tenía mucha información porque las actividades de la Contraloría eran públicas. Recibíamos informes por la prensa, por la página digital de los exámenes, y veíamos como los contralores cuando eso era una batalla cruel, yo recuerdo que inclusive el propio doctor Nicanor Duarte Frutos firmó una resolución por el cual deslindaba y declaraba a la Contraloría como único órgano de control, y dejaba al tribunal de cuenta, como una suerte de verificación de los resultados, sin embargo, nos fuimos todos al tacho de vuelta.

Salvo el nombre la intención y la nobleza de Contraloría, los hombres la dañaron tremendamente.

O sea ¿la Contraloría está fundida por obra y gracia de sus administradores?

Así mismo señor

¿Qué le genera en su ánimo eso?

Totalmente desilusionado, yo nunca más ni he intentado ni siquiera concursar para ese cargo porque es tremendo el sacrificio que uno hace en esa situación, pero no encuentra retorno de acompañamiento de las otras instituciones del estado.

¿Quiénes son los que le aprietan a un contralor, quiénes son los que le llaman y le presionan para que no encuentren los chanchullos y las cosas oscuras?

A mí me dejaban trabajar tranquilo, el tema es que cuando sacaban informes había una polvareda, una nube ahí que congelaban, y ni yo sabía dónde quedaban mis informes.

¿Nadie cayó en Paraguay por un informe de la Contraloría?

Hay contado, está el caso del gobernador de Presidente Hayes de aquella época, y contado con los dedos, ya no tengo memorizado, muy pocos casos.

¿Podríamos concluir que nadie le teme a la Contraloría?

Tenemos que mirar la Contraloría, ustedes están mejor informados que yo, dígame cuáles son los informes que recibimos de la Contraloría en los últimos 12 meses, yo hasta donde sé lo que se reciben son informes de auditorías de 10 o 12 municipios manejados por la oposición y de ahí mas no me he percatado que hayan traído otro informe, puede ser que esté equivocado, pero es de lo que yo tengo conocimiento.

¿Qué es lo que no hay? ¿Capacidad, voluntad, integridad, problemas de tipo legal, por qué la Contraloría no hace lo que debiera hacer?

La Contraloría hace el trabajo que corresponde, el tema está por la voluntad política de combatir la corrupción y la impunidad en nuestro país. La impunidad es el problema,de nada te sirve 25 mil informes de la Contraloría, si no hay sanción para aquellos que fueron denunciados por la Contraloría, de nada sirve que se le apliquen medidas sustitutivas a los corruptos, si no se imponen las condenas que merecen y  no se le condena al retorno, reembolso, del dinero desviado.

El problema es mucho más profundo y mucho más elevado que el tema de criticar a la Contraloría. Se está hablando de reforma, y yo creo que hay que transformar muchas cosas para que los órganos de control puedan tener los resultados que se merecen.

En otros países como Taiwán donde viajan y visitan tantos legisladores políticos, no hay nadie que no se haya ido a Taiwán, la Contraloría es el cuarto poder del Estado

Sí y en otros países es el segundo poder del Estado porque se respeta, hay deseo y voluntad de combatir la corrupción, aquí no existe voluntad de combatir la corrupción, por ahí empieza el problema, por la voluntad de castigar y de combatir la corrupción.

Sus legiones de auditores solos no van a combatir la corrupción en el país.

Si uno mira las declaraciones juradas de ayer todos van presos

Y el 60 % creo que sí.

No van a poder justificar absolutamente nada, en la noche he visto que el ministro de la Agricultura le preguntaron, usted no declaró el impuesto a la renta personal, y sí porque yo no pagué en el 2018, y recién pague en el 2019, y cuánto pagó le dicen, porque acá en su declaración no está eso y sí, no puse dice. Fueron G. 125 millones, entonces por qué no puso allí, la señora Samudio dice que tiene un crédito de Finexpar una financiera que es 48 cotas de G. 1 millón al mes y el resultado final dice G. 400 millones en vez de poner G. 48 millones, hay una diferencia grande entre declarar una deuda de G. 400 millones que una de G. 48 millones

Son muchas las incongruencias, yo supongo que todos los órganos de control estén pidiendo informes de pago de IVA y de impuesto a la renta personal.

Así como usted conoce al monstruo por dentro, que vivió en los intestinos gruesos del sistema. ¿En qué cree terminará todo esto?

Una vez que se enfríe este tema nadie va a hablar de reforma del Estado ni de otras modificaciones. Hay lluvias de denuncias por compras de perforadoras de oro, y el presidente de la República aparece en todos los canales y todas las emisoras de radio en un acto litúrgico con el denunciado. Eso es un mensaje que se le da el público, un presidente de la República no puede estar al lado de un sospechado. Esos son los problemas fundamentales, no es la Contraloría, si no se le respeta, no se le respeta, si no se sabe elegir a sus administradores, de nada sirve, mejor que la cierren.

¿Mejor que la cierren?

Si van a tener de esta forma, la Contraloría fue administrada por un contralor que ni siquiera concursó para el cargo. Por qué le martirizamos a la institución y sus contralores que están esperando la oportunidad de demostrar sus conocimientos y sus aptitudes.

Hay que darle la consideración y el respeto y valorizar la doble función que la Constitución le dio.

Pero si continúa como está, ¿usted está de acuerdo con cerrarla?

Estoy de acuerdo con que los legisladores que designan al contralor, hagan algo serio y responsable, no pueden designar a administradores así como lo están haciendo hasta ahora.

 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.