spot_img
spot_imgspot_img
domingo, junio 26, 2022
14.7 C
Asunción

3 de cada 4

Según el informe Cultura política de la democracia en Paraguay y en las Américas 2021: Tomándole el pulso a la democracia, tres de cada cuatro paraguayos cree que los políticos son corruptos. Me pregunto si ese “uno” que queda pensando en la honestidad de los mismos, es político.

El informe es contundente y se agrava: “Casi la mitad de los paraguayos no tiene ninguna confianza en que la Fiscalía investigue casos de corrupción. En 2021, también existe mayor desconfianza en que el sistema judicial castigue a los corruptos”.

Es la misma Fiscalía que hace unas semanas vimos marchando, pidiendo justicia, por el crimen del fiscal Marcelo Pecci.

Es que si nos ponemos a mirar rápido, vemos casos sonados de manchas a la honestidad política, como el de Erico Galeano, con informes de sospecha por parte de SEPRELAD donde el diputado omitió en su declaración una lujosa propiedad, más el olvido de 12 cuentas bancarias, y ahora salta una nueva mancha con supuestos vínculos con el contrabando de cigarrillos; y todo esto pareciera durmiendo en algún cajon con falta de luz en la Fiscalía.

Este informe del Pulso de la Democracia sigue y no de linda forma. Más de la mitad de los paraguayos consultados cree que la corrupción de los funcionarios públicos está muy generalizada. Es que a más de lo antes citado sobre el diputado Galeano, hasta ahora no hay culpables por el caso “Metrobús” o la “pasarela de Ñandutí” donde los mismos funcionarios del MOPC investigaron a funcionarios de ese Ministerio y llegaron a la conclusión que hubo sobrefacturación, pero allí están descansando y cobrando como que no pasó nada. Y estos son dos casos de los tantos que ahora mismo seguro vienen a tu cabeza.

Y camino al 2023, ¿Cómo vamos?

Solo el 29% confía en las elecciones, este porcentaje es el más bajo de todos los tiempos en democracia…

Florencia Gismondi
Florencia Gismondi
Licenciada en Periodismo, Comunicadora, Conductora de TV y Radio. Amo el medioambiente, recicladora compulsiva. Madre 24/7, no duermo, pero intento que no se note.

Más del autor