Connect with us

Suscribirse

Editorial

100 días sin respuesta

La carta de Lorena, Silvana y Beatriz es lapidaria. Es un relato descarnado y absolutamente objetivo del calvario que sufren tres ciudadanos paraguayos. Las tres hermanas, ancladas en el dolor sobre la incertidumbre de su padre, abrazan el destino de los dos compañeros de suplicio de de Oscar Denis. Dicen: “La situación de nuestro padre es una espina clavada en el corazón de la República del Paraguay. Y es compartida por la familia de Edelio Morínigo, que hoy lleva 2.356 días secuestrado, y de Félix Urbieta, 1.516 días en manos del EPP. Estos números demuestran que es necesario que el Estado paraguayo haga algo más para dar cumplimiento a la Constitución Nacional en sus mandatos más básicos, como lo es el de la libertad”.

Ese “algo más” expresado por las hijas de Denis tiene un sonido extra que nosotros rescatamos. Primero, vamos a reemplazar la palabra Estado, muy impersonal, por Gobierno, en la persona del Presidente de la República a quien encanta vestir el uniforme de camuflaje y mostrarse frecuentemente rodeado por los integrantes de la Fuerza de Tareas Conjunta que ha sido incapaz, desde su formación en 2014, de rescatar, vivo o muerto, a rehén alguno de manos de la banda de facinerosos que se hace llamar EPP. Estos delincuentes se mueven con total desparpajo en un reducido territorio de bosques raleados, grandes praderas ganaderas y sembradíos mecanizados.

Guardar tres rehenes en un espacio tan densamente trabajado requiere una infraestructura costosa que solo se puede financiar de tres maneras: con dinero proveniente de los secuestros, de la extorsión a la que frecuentemente someten por la vías del terror a habitantes de la zona -especialmente productores- y, sobre todo, el que obtienen siendo la custodia armada de las rutas del narcotráfico.

Así que, hablemos claro: rescatar a los rehenes y liquidar la banda terrorista que los mantiene cautivos es barrer, también, con el narcotráfico que infecta el norte. Nadie dice que esta sea una tarea fácil ni exenta de riesgos. Pero alguien, alguna vez, tendrá que encarar su ejecución, asumiendo los costos políticos y enfrentando la inevitable ola de críticas.

Mientras la FTC siga perdida en los cerros de Ubeda, los rehenes continuarán padeciendo su martirio y sus familias, su calvario.

 

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza, Lisandra Aguilar.

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente