spot_img
spot_imgspot_img
domingo, junio 26, 2022
14.7 C
Asunción
spot_imgspot_img
InicioSexplícitx¿Y si retengo mi semen?

¿Y si retengo mi semen?

Categoría

Fecha

La respuesta corta a la pregunta que nos hemos planteado en esta nota es que no hay ninguna complicación clínicamente comprobada si tu esperma se acumula, según nos cuenta el paraguayo Nicolás Palomino, psicólogo clínico y consejero en Sexología Clínica.
Hablemos de algunas causas por las que se retiene el semen, una de ellas es que el propio hombre decida abstenerse de eyacular al no participar en la actividad sexual o al aprender a llegar al orgasmo sin eyacular.
Según los sexólogos, la gente lo hace por varias razones. Para algunos, se trata de crecimiento espiritual o emocional. Otros creen que podría mejorar su fertilidad. También hay personas que creen que aumenta la fuerza física y desarrolla los músculos.
Otra causa muy frecuente es la eyaculación retrógrada que ocurre cuando el semen ingresa a la vejiga en lugar de salir por el pene. Cuando sucede, todavía tienes todas las sensaciones de un orgasmo, pero eyacula poco o nada de semen.

Según la Clínica Mayo, la eyaculación retrógrada no es dañina pero puede causar infertilidad. El único otro efecto secundario posible es la orina turbia después de su venida, causada por el semen en su orina.

El sexólogo Nicolás Palomino dijo no se podría hablar de un número exacto en cuanto a la frecuencia sexual en masturbación y relaciones sexuales recomendadas, se configura en orden a factores como el grado de deseo sexual, el estado de salud, estar en pareja/tener parejas sexuales o no, la autoestima sexual, las expectativas y creencias en torno al sexo.
Pero sí recalcó que la frecuencia se convierte en un problema cuando se deja de lado repetidamente otras responsabilidades de la persona y cuando alcanzan a ser pensamientos obsesivos.

«Un estándar equilibrado es el de 2 a 3 masturbaciones por semana y de 1 a 2 relaciones sexuales por semana en hombres con pareja», dijo Palomino.

Entonces, si no eyaculas, ¿a dónde va tu semen? Los especialistas señalan primeramente que el semen es el líquido espeso y blanquecino que se expulsa de la uretra cuando una persona eyacula. Lo que ocurre es que el cuerpo descompone y reabsorbe el esperma no utilizado.
EL ESPERMA
Es un líquido emitido por los órganos sexuales masculinos. También conocido como semen, este contiene gran cantidad de minerales, hormonas, grasas y espermatozoides, entre otras sustancias.

Según una investigación de ONsalus, el esperma normalmente se emite tras un orgasmo, al cual se llega tras la estimulación psíquica y física. Lo normal es que tras una estimulación sostenida se liberen entre 2 y 4 ml de semen en el clímax o momento de mayor excitación sexual.

Cuando se mantienen relaciones sexuales, o durante una masturbación, se llega al punto más alto de excitación que suele concluir con un orgasmo y emisión de semen.

En este caso, según Onsalus, mediante maniobras físicas como, por ejemplo, apretar el pene, se contiene la eliminación de esperma. Esto es algo muy perjudicial para el organismo, ya que se inhibe la necesidad fisiológica que tiene tu cuerpo de eliminar una sustancia que está lista para hacerlo.

Ese corte brusco de movimiento en tu organismo puede generarte síntomas inmediatos como dolor en la zona genital, pesadez, sensación de hinchazón, molestias al orinar e incluso al ir de vientre. Si se repite esta práctica una y otra vez pueden generarse problemas más crónicos en los órganos genitales, por ejemplo.

Es por ello que se desaconseja totalmente esta práctica. Si estás manteniendo relaciones sexuales o practicas la masturbación, el semen debe eliminarse para aliviar la tensión en esa zona.

Otro asunto bien distinto es que no mantengas relaciones sexuales ni te masturbes, en ese caso, Onsalus dice que directamente no se elimina esperma o al menos no a propósito.

Los espermatozoides se producen por estimulación hormonal en los testículos y allí aguardan hasta que son eliminados. Durante la excitación sexual se van emitiendo los otros líquidos, los cuales se unen a los espermatozoides y todos son eliminados en la eyaculación, pero el semen en su conjunto no se acumula en el cuerpo indefinidamente, no se acumula ni te hace daño por más que pases semanas, meses o incluso años sin mantener relaciones sexuales.

Y si, por alguna razón hubiera demasiado esperma, tu organismo lo eliminará, es lo que a veces sucede por las noches y se conoce como «sueños húmedos» o polución nocturna masculina.
Curiosidades sobre el semen que quizás no conocías 

1. La ropa interior afecta su calidad
Si lo que quieres es mejorar la calidad de tus espermatozoides, piensa en usar más bóxers. Un estudio de la Escuela de Salud Pública de Universidad de Harvard  parece confirmar que el uso de calzoncillos más holgados podría ser una forma sencilla para que los hombres mejoren su conteo de espermatozoides y las hormonas que los controlan.

Se cree que esto se debe a las temperaturas frías alrededor de los testículos.
Algunos estilos de calzoncillos, los más ajustados, acercan el escroto al cuerpo, lo que provoca que los testículos se calienten, mientras que otros, como los bóxers, son más sueltos y fríos.

Lo que comes influye en su calidad
Los frutos secos pueden ayudar a tener un semen sano, de acuerdo con un estudio de la Universidad Rovira i Virgili de Tarragano, en España.

Los hombres que comieron alrededor de dos puñados de almendras, avellanas y nueces mixtas a diario durante 14 semanas mejoraron su conteo de espermatozoides y tuvieron más «nadadores» viables, dijeron los investigadores.

No naces produciéndolo
Los hombres no nacen con la capacidad de producir semen. Esta capacidad se desarrolla cuando comienza la pubertad, cuando el semen empieza a fabricarse en unos pequeños vasos dentro de los testículos que se conocen como túbulos seminíferos.
Cuando se producen los espermatozoides, estos empiezan a madurar en el epidídimo, un tubo estrecho y alargado situado en la parte posterior del testículo, y el conducto deferente. Desde allí pasan a la uretra.