spot_imgspot_img
domingo, diciembre 5, 2021
24.7 C
Asunción

¿Y ahora, quién podrá inaugurarme?

Los días transcurren aciagos, las estadísticas nos ubican en la centena diaria de víctimas, las vacunas van llegando en lote de rezagos como pertrechos sobrantes y el infortunio del Paraguay, más vigente que nunca, muestra su peor cara, entre la vacunación improvisada y la angustia generalizada. ¿A quién le tocará sumarse a la lista, quién tendrá una cama, quién se salvará?

En medio de tanta tragedia, hay temas que naturalmente pasan a un segundo plano y casi forman parte del olvido de la historia reciente. Hay cosas mucho más urgentes y respetables como la vida misma.

Lamentablemente la salud pública, la educación y la justicia, tres bienes sagrados en cualquier país serio, no es la misma para todos. Por ello la memoria colectiva a veces se hace un lugar para condenar o reclamar un trato más justo, ante aquellos hechos que afectan a toda la ciudadanía.

Luego de vencido el tiempo para la investigación de la pasarela de oro, o como usted quiera llamarle, que significó primero el alejamiento del Viceministro de Obras del MOPC, Arquitecto José Kronaweter y luego su renuncia el 9 de abril, por haber confirmado en su momento que Jorge López Moreira, hermano de la primera dama Silvana Lopez Moreira y cuñado del presidente, participó en las reuniones en la propia sede del Ministerio, donde el dueño de la Empresa Engineering SA., amigo de Jorgito, buen lobista, había logrado en forma eficiente lo que normalmente hacen los amigos del poder.

Cabe recordar que cuando saltó el tema y la gente quiso saber ¿por qué puede costar tanto una pasarela? (2 millones de dólares), la respuesta del Ministro Arnoldo Wiens fue bastante trivial: “sacamos el cálculo de la revista Costos, la biblia de los ingenieros” echando mano, una vez más, al más allá.

Este mes, la contraloría, en su dictamen confirmó que hubo direccionamiento y recomendaron “deslindar responsabilidades”, y a la fecha no se conoce nombres, posibles responsables, ni reacción del MOPC. Por su parte, el Ministerio Público decidió investigar de oficio la obra de Engineering SA. (Juan Andrés Campos Cervera) por supuesta sobrefacturación y posible tráfico de influencias en su adjudicación.

Lo cierto es que el proceso judicial seguirá, pero mientras tanto la empresa multipropósito y todo terreno, sigue recibiendo adjudicaciones que han abarcado desde maquinarias, carros bombas, mobiliario escolar y hasta kits sanitarios de prevención del COVID 19. La asombrosa variedad de ofertas y capacidades de esta empresa despertó la curiosidad de un grupo de diputados de la oposición, que han iniciado una investigación. El resto, Cartistas y Abdistas, no parecen sorprendidos ante tamaña versatilidad y no piensan distraer su tiempo por unos cuantos dólares, a pesar que la gente, se ha pronunciado por diversos medios en forma contraria y contundente.

Más allá del final que tenga este adefesio constructivo, iluminado con las luces de la bandera nacional, tratando de sensibilizar los corazones de patriotas sin pandemia, la obra ya está concluida.

Ahora viene su inauguración: hasta la fecha, no hay voluntarios ni se conoce el calendario. El Presidente, que atraviesa uno de los momentos de menor popularidad, no quiere ni saber del asunto. El Ministro del MOPC ha ofrecido su renuncia sin fecha si es necesario, pero de inauguración NI HABLEMOS.

Pero todo tiene solución en esta vida, menos la muerte y que no son pocos en estos tiempos que corren. El niño asustado que tiene tristeza, canceló un puente y recuperó 30 millones de dólares para la lucha contra la pandemia. He ahí un ejemplo a imitar. El Ministro se pone los pantalones, le pide a Engineering SA. que desarme ese mamotreto y que vaya con los hierros a otro lado. Total, esta gente es capaz de convertirse en astillero si es necesario y el hierro es un insumo básico.

El Ministro recupera los 2 millones de dólares, se los pasa al Ministerio de Salud y quedará mucho mejor que Nenecho Rodriguez, que anda agitando 500.000 dosis de vacunas para regalarlas, porque estamos en pandemia y él no tiene culpa alguna que esta maldición global coincida con tiempos electorales.

Por una vez, un Ministro de obras pasa a ocuparse de la salud. La inauguración será de un nuevo lote de vacunas, aplausos, prensa, luces, varios paraguayos y paraguayas agradecidos, las sonrisas de oreja a oreja y aquí no ha pasado nada. La patria y la salud nacional así lo demandan.

Arturo Enzo Bregaglio
Arturo Enzo Bregaglio
Abogado. Periodista y Lic. Ciencias de la Comunicación. Ex director de Radio Viva y vicepresidente por América Latina y Caribe de AMARC (Asociación Mundial de Radios). Ha impartido numerosos cursos de Comunicación Política y Derecho a la Comunicación en México, Costa Rica, Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia, Chile, Uruguay y Argentina. Consultor de la organización para la migración paraguaya. Gestión de las campañas en Estados Unidos, Brasil, España, Francia, Italia, Suiza y Argentina, para el logro del voto de los paraguayos en el exterior.

Más del autor