jueves, diciembre 8, 2022
37.7 C
Asunción
InicioEditorialVeto al esperpento

Veto al esperpento

Categoría

Fecha

“El proceso comicial municipal del 2021, se basó en que el siguiente periodo de mandato sería por sólo 4 años, es decir, 2021/2025, regla que representa una notoria desigualdad democrática…”

Con estos argumentos, el Congreso sancionó una ley de cuya formulación participaron 28 diputados, el 35% de la plantilla. 

Jamás, en la historia de la práctica legislativa autóctona, tantos se preocuparon tanto por tan poco, devolver a los 261 intendentes y 2.781 concejales municipales el añito que les escamoteó el encierro sanitario forzoso a que nos obligó el COVID 19. Para los honorables en ejercicio, un año fuera de la planilla no es poca cosa, en especial para los asuncenos que le cuestan al contribuyente Gs. 23 millones al mes más cupo de combustible de Gs. 3 millones. En total, cada edil capitalino recibe Gs. 336 millones al año. Es decir, que para que 24 concejalas y concejales se sienten en su curul una vez a la semana (en teoría) el asunceno debe aportar Gs. 8.064 millones.

¿Por qué traemos esto a colación? Porque el ciudadano consciente acostumbra hacer una relación costo-beneficio cuando de evaluar una tarea se trata. En el caso del municipio asunceno, habría que buscar con lupa alguien que se muestre medianamente satisfecho con el servicio que recibe de sus municipalistas. ¿Tránsito? Cada año más pesado. ¿Basura? Ni hablar. ¿Calidad vial? Deficiente para muy deficiente. ¿Tratamiento de espacios públicos? Ya sabemos cómo quedan cuando algún colectivo se apropia de plazas y parques mutándolos en campamentos de refugiados. 

Todo se pone mucho peor cuando se trata de trámites para aprobar un plano, habilitar un comercio o supervisar una obra en fase de culminación. Hubo un tiempo en que las áreas pertinentes funcionaron con personal competente y equipamiento apropiado. Hoy eso es historia. La actual administración los llenó de peones electorales a costa de un presupuesto inflado que derrocha cada vez más en clientelismo político e invierte menos en servicio al ciudadano. 

Por eso al ciudadano le importa un corno si el mandato dura cuatro, cinco o quinientos años. Lo que quiere es que su ciudad funcione y no le sea cada día más cara e invivible. 

Señor Presidente de la República: si aún no lo hizo, vete ese esperpento que le mandaron los congresistas. Se lo agradecerán 520.917 asuncenos. 

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.