domingo, julio 21, 2024
30.5 C
Asunción

Una red en juicio

Se llama juicio a una discusión judicial entre las partes involucradas en un conflicto de interés, sometido al arbitrio, o sea, a la mediación de un tribunal de justicia. Esta práctica la tendrá que vivir una de las redes sociales virtuales más usadas en el mundo:Facebook, una compañía que había empezado en el 2003, cuando a Mark Zuckerberg en la universidad se le ocurrió crear un software de entretenimiento para sus compañeros, sin imaginarse lo que valdría hoy en la bolsa. Más que lo que logró hacer valer esta red de entretenimiento, se le hacen presente los problemas al jefe Zuckerberg, en su país y otros lugares cómo en Europa. Hoy día con la globalización de servicios, redes y productos, uno debe tener extremo cuidado hasta con lo que uno publica en sus redes, por lo que puede trascender no tanto donde uno vive, sino en las antípodas o en el lugar situado diametralmente opuesto al origen de la publicación en el mundo.

Así como al buscar algo en la red sea difícil, encontrar la respuesta sobre lo buscado por la inmensa cantidad de resultados de variados puntos desde distintos orígenes, pasa lo mismo al buscar “problemas facebook justicia”.

Serias contradicciones
La exorbitante lista de sitios presentada acerca de lo que vive ahora la empresa que tenía fines de entretenimiento y ahora se vuelve en un pasatiempo político y jurídico por su extensión al campo humano y su lado negativo a su vez extendido hacia la red reciprocamente en la que se desarrollaron problemas. Desde el grooming o abuso sexual en línea hasta amenazas, difamación, coacción: alguien está amenazando, difamando o intimidando a la víctima a través de medios electrónicos (redes sociales es, mails, llamadas, sms, etc, hasta problemas con el parlamento de su pais que hasta le obliga que venda Instagram y Whatsapp, que forman parte de la compañia Facebook.

Reguladores federales y fiscales de más de 45 estados de EE.UU. demandaron a Facebook por lo que consideran prácticas monopólicas para absorber potenciales competidores y asfixiar la libre competencia.

La red del rostro-libro o facebook desde casi siempre tiene en su agenda de trabajos por atender los problemas que no fueron su plan desde el origen sino desde la mala sorpresa que significó el abrir al mundo el acceso a su red que no entrar sin previos avisos de regular las inaceptables actitudes que más que destruir la plataforma, destruyen el perfil personal del usuario.

Más del autor