Connect with us

Suscribirse

Editorial

Un puente demasiado pronto

El viejo sueño de colonizar Chaco’i

Siempre se dijo que Asunción necesita crecer ha­cia el territorio chaqueño, dado el anillo de mu­nicipios que la rodean y comprimen. Natural­mente, para hacerlo se necesita comunicación física eficiente que garantice un rápido cruce de la bahía y el río. Lo de “crecer hacia…” es una licencia literaria, ya que en términos reales eso es imposible, pero no lo es como posibilidad de que los asuncenos “colonicen” Chaco-í creando nuevos barrios que completen la presencia capitalina en la margen derecha del río epóni­mo, aun cuando tributen en otro municipio.

La pregunta que cabe en este caso es cómo administrar un proceso de esta naturaleza, si es que es administrable, dada la espontaneidad que los movimientos demográficos muestran históricamente. La gente no va a donde la mandan sino a dónde quiere ir. En los años ’70, el Gobierno ofrecía terrenos en la hoy Ciudad del Este poco menos que a punta de pistola. Y eso que el Puente de la Amistad ya existía y Foz de Iguazú y sus cataratas eran un buen atractivo. Hoy, uno de esos terrenos se cotiza a miles de dólares el metro cuadra­do. Pero debieron pasar muchos años antes de llegar a semejante valor de mercado.

¿Provocará la misma indiferencia el implante del nuevo puente Asunción-Chaco’i? Desde luego que no. Establecido el vínculo físico, el viaje entre Puerto Falcón y el centro histórico de Asunción se reducirá a unos pocos minutos, con beneficio directo para el tráfico turístico, comercial y, natural­mente, los movimientos ilegales de todo tipo propios de una zona fronteriza.

Al achicarse los tiempos y las distancias, el valor de las propiedades cercanas se disparará a las nubes. Surgirán los infal­tables shoppings, edificios de oficinas y de viviendas, áreas de esparcimiento y espacios públicos. Será un nuevo polo de atracción que presionará sobre servicios básicos como agua potable, desagües cloacales y pluviales –en un área muy inundable- así como redes de energía eléctrica y pavimento. En suma, tendrá que pensarse en un diseño urbano básico que evite un crecimiento desordenado. Está bien lo del puente, pero, ¿y de administrar sus efectos inmediatos, qué? Habría que ver si alguien ha estado trabajando en esa dirección.

¿No será un puente demasiado pronto?

 

No te pierdas:

Invierno nuclear

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza.

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente