spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
30.7 C
Asunción

Un nuevo atentado yihadista en España

En el juego de la política, el espectáculo muchas veces gana la partida a la razón. Esta vez el protagonista del evento ha sido el volcán Cumbre Vieja en la isla de La Palma, en España, cuyas violentas erupciones han obligado a las autoridades a evacuar a las poblaciones cercanas.

Todo el fenómeno empezó el pasado 19 de septiembre y todavía hoy continua, desconociéndose las posibles consecuencias. Algunos expertos sostienen que, entre las alternativas a considerar, podría estar el hundimiento futuro de parte de la isla y, en consecuencia, la producción natural de un tsunami de enorme fuerza destructiva que alcanzaría a América Latina. El fenómeno explosivo, y la intensa emisión de ceniza, ha creado una columna de gases de seis kilómetros de altura sobre el nivel del mar, hecho que obligó a las aerolíneas a suspender sus servicios en esta isla española.

Todo esto ha influido en que una noticia de enorme gravedad haya sido ignorada por los principales medios de comunicación afines al Gobierno socialista presidido por Pedro Sánchez. Se trata del último atentado yihadista en España.

Con una carta de despedida siguiendo las reglas radicales islamistas, un joven marroquí de 30 años arrolló con su coche a los ocupantes de una terraza de Murcia, localidad situada a 400 kilómetros al sureste de Madrid, matando a una persona antes de morir él al empotrar contra un edificio el vehículo que conducía.

Sólo Santiago Abascal, líder del Partido VOX, ha exigido información, solidaridad con las víctimas y medidas para poner solución al terrorismo islámico. El silencio político y mediático ante este atentado yihadista en España es un verdadero escándalo perpetrado por quienes tienen miedo a denunciar y ser etiquetados de xenófobos y racistas. Sin duda, para los siervos de lo políticamente correcto, hablar de las erupciones de un volcán es más conveniente.

Pablo Álamo Hernández
Pablo Álamo Hernández
Socio de Invivus Consulting España

Más del autor