domingo, febrero 25, 2024
28.7 C
Asunción

Un estigma que no les pesa

Los diputados y senadores hacen muy poco para sacarse de encima el estigma de ser poco representativos del anhelo de la gente.

Mientras el mandante tiene que trabajar mucho y duro para llevarse el pan de cada día, nuestros legisladores -sin embargo- dicen que pueden hacer campañas políticas al mismo tiempo que dicen sesionar en función de los intereses de la gente.

Esto ha traído cola y reacción de la gente -con justa razón- estamos pagando muy caro por un muy bajo nivel de representatividad que tenemos; y ahora nos dicen que como están en campaña electoral es mejor que no se trasladen los el interior a la capital y puedan realizar sus intervenciones a distancia, muchas veces diciendo que se encuentra en un sitio cuando en realidad no están allí.

Es el tiempo de corresponderse a una de las crisis más importantes de la democracia, que es la crisis de la representatividad. Mientras nuestros legisladores crean que pueden hacer lo que les canta en función de sus propios beneficios personales, es muy poco probable que la democracia se consolide, y los niveles de crítica al nivel de calidad de la representación serán directamente proporcionales al pedido de reclamo de un gobierno autoritario que acabe con estos privilegios y desmanes.

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor