spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
sábado, julio 24, 2021
31.7 C
Asunción
InicioSexplícitxTips para subir la temperatura en la cama

Tips para subir la temperatura en la cama

Categoría

Fecha

A pesar de que muchos creen que el uso de calcetines durante las relaciones sexuales estéticamente puede ser considerado como una aberración, hay una sorpresa en ello, no solo ayudan a mejorar el sueño sino que también mejoran la vida sexual.

Según un estudio elaborado por la Universidad de Groningen, en Holanda, cuando usas calcetines la temperatura corporal se mantiene estable, lo que permite que haya un mejor flujo sanguíneo. Cuando la sangre fluye correctamente, los genitales reciben los estímulos de forma correcta y el cerebro no siente la necesidad de llevar calor a los pies, de ahí que el 80% de las personas que tiene encuentros sexuales con calcetines pueden llegar al orgasmo.

Las bajas temperaturas ya están llegando y cada vez da más pereza realizar las actividades de siempre y solo queremos estar abrigados o debajo de las sábanas. Algunos estudios señalan que en esta época del año el apetito sexual se desacelera, a diferencia del verano, donde el erotismo brota a flor de piel.

Sin embargo, esto no imposibilita que un hombre o una mujer dejen de tener sexo. Si hay una buena estimulación se puede tener una vida sexual satisfactoria, a pesar del frío. El sexólogo David Samaniego aconsejó encontrar un ambiente acogedor y calentito para poder sentirse cómodos en la intimidad.

“Variar siempre las posiciones y los lugares donde se tienen sexo es recomendable y si no hay un lugar acogedor el sexo con ropa puede mantener el calor corporal que es fundamental cuando se están teniendo relaciones”, señaló el sexólogo.
Agregó que en tiempos de bajas temperaturas las personas suelen quedarse más en la cama abrazados bajo las sábanas, lo que también puede reavivar la llama.

TIPS PARA ENCENDER EL AMBIENTE
Con creatividad puedes subir la sensación térmica de la intimidad. Según el medio español Merca2, si hace frío tenemos a nuestro alcance más objetos que podemos utilizar en el sexo a modo de improvisación. Las bufandas para cubrir los ojos pueden ser el incentivo que necesitabas para que la chispa se avive.

Es un buen momento para usar las velas de masaje caliente o los lubricantes térmicos que harán que tu sexo se humedezca más. También una ducha caliente juntos con toda la habitación llena de vapor, hace que se vuelva más interesante el acto.

Calentar las manos o los pies a la persona con la que vas a tener relaciones puede ser el punto de arranque para un encuentro fogoso. Además, los expertos recomiendan beber vino tinto, pues es la bebida que más ayuda a subir algunos grados de temperatura, o experimentar con el chocolate, otro aliado de la sexualidad.

ALGUNAS POSICIONES RECOMENDABLES
Las relaciones sexuales mejoran el estado de ánimo, libera endorfinas y oxitocina que crean una sensación de relajación. Según el medio Womenshealth, algunas de las posiciones con las que puedes experimentar en los días de bajas temperaturas son:
1. El misionero de invierno: Una posición fácil de llevar debajo de una manta. Haz que su pareja se suba encima de ti y se cubra con la manta hasta los hombros. Incluso puede usar sus manos para asegurar la manta a la cama, en caso de que se deslice. Para una estimulación adicional del clítoris, coloca algunas almohadas debajo de las caderas de la mujer para elevar los glúteos.
2. La cuchara acurrucada: Las mujeres pueden acostarse de costado y el hombre puede hacer lo mismo detrás. Levanten el edredón y pónganse cómodos antes de empezar la penetración por detrás.
3. La vaquera acostada: Para las mujeres, en lugar de sentarte recta, acuéstate contra el pecho de tu pareja, colocando los codos a cada lado de su cara. Podrás marcar el ritmo y prestar tanta atención a tu clítoris como quieras.
4. El loto envuelto: que tu pareja se siente y se suba a tu regazo, mirándose cara a cara. Antes de sentarte, toma la manta y envuélvela alrededor de tu espalda como una capa.
5. El oso de invierno: Las mujeres pueden ponerse con las caderas elevadas hacia el techo, mientras que el hombre, con una colcha, se puede colocar alrededor mientras penetra por detrás, «como un oso». Obtendrán una penetración profunda piel con piel.