spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
viernes, julio 30, 2021
9.1 C
Asunción

Tensión en la banda ancha
T

/

/

¿Podrá el MITIC responder a la explosión de la demanda privada?

“La agenda digital es la hoja de ruta que nos permitirá dar grandes saltos con el aprovechamiento de tecnologías de información y comunicación (TIC) en la relación del Estado con la ciudadanía y las empresas, la economía digital, y el avance de la conectividad del país”.

Esto es lo que proclama en su web el Ministerio de Tecnologías de la Información y la Comunicación, cuya sigla contiene una solapada ironía, MITIC. Ahora bien, para dar esos “grandes saltos” de que habla el MITIC en su agenda de transformación digital tendremos que confiar que, en lo que queda de 2021 y durante 2022, logrará sacarnos del nivel de mediocridad en cuanto a velocidad de banda ancha de Internet (33,6 mbps en 2020) que compartimos con Nicaragua y Venezuela, muy lejos de Chile (104 mbps) y Brasil (66,2 mbps). Pero, permítasenos dudar, por el momento, de la rapidez conque ese cambio pueda producirse. Porque si el mismo sector privado fue sorprendido por la rapidez conque se transforma la vida hacia lo digital, ¿qué diremos del Estado, lento por naturaleza para proponer soluciones? Veamos algunos ejemplos.

Sólo este año, 30 sucrusales bancarias debieron ser cerradas en todo el país. Y no debido a que el sistema esté en crisis sino todo lo contrario. El responsable fue el crecimiento del homebanking en sus formas más variadas, como la billetera digital, el cajero automático, las corresponsalías no bancarias y la creciente ola de plataformas de pago y transferencias que aparecen
constantemente. Sin ruido, muchos bancos han empezado a dar de baja a parte de su personal.

Mientras tanto, un consultor de digitalización de empresas confiaba a 5Días que muchas se están digitalizando no por iniciativa propia sino porque su propia clientela se lo impone. Uno de los ejemplos más sobresalientes es el e-commerce o comercio electrónico, que según referentes de la cámara que agrupa a este sector pasará de una facturación de US$ 475 millones en 2020 a por lo menos US$ 700 millones este año, un 47% de incremento en apenas 12 meses.

Estos sí son saltos, cuali y cuantitativos. Lo digital no solo llegó para quedarse sino para apropiarse del mercado en mil y una formas.

De vuelta al MITIC: ¿Están preparados para responder a este brutal aumento de demanda de banda ancha?

El sector privado apenas puede seguir el ritmo. ¿Lo hará el Estado?

Seguí leyendo