domingo, abril 21, 2024
33.7 C
Asunción

Tecnología y racismo

Nadie niega que este tiempo está más que marcado por la tecnología, internet y todo lo relativo a dicha plataforma, por esto es que algunos nombres se imprimen en medios de comunicación y mentes del mundo. Sobre todo por lo que han logrado hacer con el poder de sus ideas vinculadas a la tecnología, uno de esos nombre es el del sudafricano Elon Musk quien acaba de comprar twitter, la red social, en mas de 40 mil millones de dólares. Sus iniciativas son varias. Desde el vehículo eléctrico Tesla que se conduce solo con la guía que le provee la red sin la necesidad de utilizar combustible fósil, además de Spacex, un fabricante aeroespacial estadounidense que ya ha iniciado sus primeras experimentaciones en la exploración espacial. Un proyecto fuera de este planeta literalmente porque las naves son reutilizables.

Proyectos y maniobras que llevan a algunos medios del mundo a analizar el porqué y para que este hombre se hace de redes sociales cómo twitter, por un valor de 44.000 millones de dólares.

Un multimillonario que se inició en 1995 con una empresa con su hermano llamada Zip2, fundada en 1995 que gestionaba el desarrollo, alojamiento y mantenimiento de sitios web específicos para empresas de medios de comunicación. Su pasado está relacionado a su país de nacimiento en medio de las políticas de segregación racial aplicadas por los blancos contra los negros en esa noción sudafraciana.

Este hecho algo existente en el pasado en su país de origen es un evento conocido cómo el apartheid que fue un sistema político y social racista en Sudáfrica durante la era del gobierno de la minoría blanca.

Se estima que Musk tendría intenciones de controlar los sistemas de comunicación y hacerlo quizá con el negro ánimo del apartheid que causó mucho dolor y perdidas importantes en círculos humanos. Esta conclusión no solo se quita de la nueva adquisición de una de las redes sociales más usadas en el mundo.

Por otro lado se analiza sus orígenes y entornos en su niñez y juventud porque creció en enclaves elitistas, casi todos blancos, plagados de propaganda gubernamental antinegra y al abrigo de las atrocidades del apartheid.

Dudas y desconfianzas
Sobre eso afirman que “el ser dueño de una red social es una de las características más importantes en cuanto al control se refiere, por tener acceso a una de las nuevas minas naturales que son usadas por la economía y la política para establecer su agenda y es la información privada. Una que forma parte del atractivo de cada cuenta en las redes sociales” según el NYT.

El movimiento del qué tengo, cuanto tengo, donde voy y con quien estoy propio de las redes sociales o lo puedo hacer en 280 caracteres ahora es propiedad de este sudafricano multimillonario que esperemos que trascienda en la sociedad más que por el dinero hecho en nuestro tiempo de tecnologías y que sirve para garantizar la libertad de expresiòn de todos y la responsabilidad de lo que se dice. Evitar lo que Umberto Ecco el italiano había afirmado que twitter le dio status a cualquier ebrio de pulpería para decir cualquier imbecilidad. Un gran desafío el que le espera a Musk en medio de dudas y desconfianzas propias de estas movidas multimillonarias

Más del autor