martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

Que la guerra no me sea indiferente

Se viene  el general invierno en la zona de conflicto entre ucranianos y rusos. Este ha sido un factor determinante en otros similares conflictos a lo largo de la historia en esa región. Lo padecieron antes los franceses con Napoleon y los alemanes con Hitler cuando invadieron Rusia. Ahora son los rusos quienes pueden ser víctimas del invierno en Ucrania. . 

El mundo se enfoca en saber cómo se desarrolla no un desastre natural, consecuencias del cambio climático o crisis económicas o políticas en algunos países sino en un problema que ya tiene sus  meses   en desarrollo: la guerra en Ucrania.  donde a pesar de los éxitos militares ucranianos la guerra está lejos de acabarse. 

Todo  este conflicto empezó cuando el gobierno de Ucrania había suspendido in extremis la firma del Acuerdo de Asociación y el Acuerdo de Libre Comercio con la Unión Europea  que también incluía el deseo que tenía Ucrania de ingresar en la OTAN que no fue visto con buenos ojos por Rusia por la proximidad que tendría con los EE.UU y sus aliados europeos.  Ahi Putin decide invadir Ucrania creyendo tontamente que sería un paseo. Eso no pasó y a pesar de los 5 millones de refugiados ucranianos y la destrucción de gran parte del país sus habitantes resisten de manera heroica la invasión dejando severas secuelas en el ejercito ruso. 

 Ahora a medida que el conflicto se prolonga y se intensifica, los arsenales se vacían, al punto de haber llegado a un nivel crítico el  Pentágono está aumentando los pedidos de equipos, pero no será fácil reponer las reservas.

Lo que preocupa ahora es que Ucrania ejerce presión sobre las reservas de armas occidentales para responder efectivamente a la presencia de rusos en su tierra. Presencia que no es para festejar nada en particular o despertar emociones agradables, sino es una que no solo destruye infraestructuras sino vidas que ya supera cifras importantes de fallecidos por el uso de  varias generaciones de armas.

Temporada dura se avecina

El frío que viven los combatientes y la población civil es grave y  ahora también les toca combinar esa desagradable temperatura con ruidos y efectos de bombas, balas y todo lo que usan los soldados para ejecutar lo aprendido en sus academias de la destrucción.

Desafortunadamente estos acontecimientos dejan al país diezmado que o muere o migra su hogar en búsqueda de alegría, calma, menos estruendo y más seguridad y lo que existía hasta se dió inicio la presencia de rusos en tierras ucranianas. 

En Paraguay hay  miles de ucranianos que emigraron hace tiempo atrás y se instalaron en el sur de la Región Oriental con énfasis trabajando duro para su vida y el mismo país que los hospeda. Ser hospitalarios y buenos anfitriones debe ser la actitud del mundo para con víctimas de guerras o desastres naturales que les deja sin sus propiedades y esto hace que abandonen su país hasta  para iniciar una vida en otros hemisferios donde hay seres humanos que pueden tener color de piel, ojos, y cabellera diferente pero oyen, respiran, ven y sienten cómo el resto del mundo. Uno que debe estar diseñado sobre todo para existir con salud, paz, armonía y alegría sin tener que preocuparnos más  por contar el número de cadáveres, edificios caídos o cuantos misiles y otras herramientas destructivas fueron usadas.  La guerra es el dolor humano más intenso y pérfido y debe acabar con invierno o no.-

Más del autor