spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
17.7 C
Asunción

Políticas fracasadas

Al mencionar, escuchar, ver, leer la palabra política en Paraguay se la relaciona con la decepción, por tener gerentes o personajes que la hacen lucir fracasada y no solo para los habitantes del país sino también para los de afuera para los que no proyectamos seriedad en nuestras acciones y comportamientos.
Se nos fue mayo con la mayor tasa de muertos superando incluso a todos los fallecidos por covid en el 2020. Hoy la salud no solo es el Estado y necesidades de nuestros hospitales sino sencillamente todo. Sin ella en la vida no hay nada más que hacer. La pandemia ha abierto la puerta y ventanas no solo para deshacernos de los malos gestores sino para ver cuán mal estaban los centros sanitarios en relación a la organización política que debíó implementarse antes de empezar a contar el número de caídos o infectados.
El país encabeza lastimosamente, ahora el mayor número de fallecidos por millón de habitantes y muchos no acuden a los pocos vacunatorios disponibles para usar las pocas vacunas que hemos accedido por el fracaso de este gobierno. Solo en EEUU ayer fallecieron solo 130 personas en un día después de haber tenido cifras superiores a 4 mil el año pasado. Ser eficiente se paga con salvar vidas y esa es la obligación central de cada gobierno.
Cada problema tiene su solución y fórmula para poner fin al dilema . Hace poco un amigo se agarraba la cabeza y compungido me decía, primero el covid ahora el dengue?¿Qué más podemos tener? ¿Estamos condenados? Debemos cambiar el sistema. Los recursos humanos no alcanzan ni sirven. Son costosos y el gobierno no se anima a recortar beneficios y los sigue bonificando.
Los poderes del Estado y el ciudadano necesitan cambiar y solo ahí todos estaremos satisfechos de haber trabajado y quebrado el triste vínculo y etiqueta de Paraguay: país de políticas fracasadas.

Más del autor