jueves, mayo 30, 2024
19.3 C
Asunción

Planes para atender la inmigración ilegal

Es normal que el ser humano tienda a moverse de barrio a barrio, ciudad a ciudad, país a país y hasta de continente a continente. Migrar de un sitio a otro es algo normal desde hace tiempo en nuestro mundo por muchas personas que lo hicieron o hacen por condiciones económicas, políticas, sociales o porque no encuentran la respuesta a lo que necesitan con más urgencia por sus gobiernos en la actualidad. Que deben tomar la señal de emigración de sus tierras, cómo una señal de que algo no está funcionando bien en la manera en que se encuentran gerenciando las cosas en sus naciones. 

Que deben poseer comodidades para todos sin distinción de género, edad, o condiciones de salud, que por no encontrar la existencia de medios o la mínima preocupación por mejorar el estado de vida de personas que por tener ciertas urgencias, terminan por optar por el emigrar o dejar su casa, barrio, ciudad o país.

Algo habitual conocido en algunas fronteras del mundo cómo los EE.UU y México, que según estudios más recientes desde el segundo país se sabe que cerca de 8 millones de mexicanos viven en los EE.UU, cifra total de la que suponemos no es completamente legal o personas que hayan cruzado la frontera en condiciones legítimas. Por ese motivo Biden y López Obrador prometen una acción conjunta para abordar la migración ilegal. 

Que puede puede debilitar la economía, aumentar las tasas de pobreza y llevar a más personas a abandonar la región. También puede aumentar la competencia laboral, la discriminación y la xenofobia. En una declaración conjunta, los presidentes de EE. UU. y de México se comprometieron a abordar la migración no autorizada, más no especificaron ninguna acción concreta. Biden se encuentra bajo una intensa presión política desde todos los bandos para enfrentar el impacto del aumento de los cruces fronterizos antes de las elecciones presidenciales de este año.

Debemos tener en cuenta que del total de migrantes el total no es mexicano sino son personas de otros países que usan México cómo puente para llegar al “sueño americano”, que varias personas y no solo latinas se encuentran viviendolo desde hace tiempo y no se acaba hasta el despertar de quien lo viva y demande medidas y condiciones que hagan cómodas la vida del poblador de los países que tienen muchos migrantes.

En una declaración conjunta, Biden y López Obrador afirmaron que habían ordenado a sus asesores de seguridad nacional “trabajar juntos para implementar de inmediato medidas concretas para reducir significativamente los cruces fronterizos irregulares y al mismo tiempo proteger los derechos humanos”. Que son quebrados con frecuencia en estos lugares que carecen del control de las “autoridades” que se destacan en “oportunidades fotográficas” y no tanto donde exista demandas de hambre, salud o habitar un lugar para existir en paz y cómodo en el mismo. 

Algunos activistas y funcionarios gubernamentales creen que Biden está cerca de tomar una decisión para anunciar una acción ejecutiva que podría imponer nuevos límites drásticos a los solicitantes de asilo, recurriendo a la misma autoridad legal que el presidente Donald Trump consideró que era la mejor manera de mantener a los inmigrantes fuera del país cuando estaba en el cargo. Y no tuvo la mejor recepción por el inmigrante o ciudadano americano. Que hasta ahora lo recuerdan cómo un error en la forma de presentarse en su campaña proselitista o durante su gobierno. Que este año se encuentra de nuevo comoopción para las elecciones presidenciales en el mes de noviembre.

Más del autor