lunes, noviembre 28, 2022
27.7 C
Asunción

Perú sufre el descontrol

Las cosas se les han ido de las manos al maestro Vallejo que gobierna el Perú desde hace más de un año. 

El descontrol consiste en la pérdida del control, el orden o la disciplina. Este desagradable estado ahora lo vive uno de los países que en tiempos pasados durante el imperio incaico ni se hubiese imaginado vivir lo que ahora destacan medios de comunicación, que publican que: que “atacaron a machetazos’: asesinato, mafias y minería ilegal en los yacimientos auríferos de perú” y todo eso sumado al descontrol del propio gobierno a su interior.

Una situación seria y preocupante en uno de los países y regiones del mundo que fue un atractivo en tiempos de la Colonia española por tener muchas piedras preciosas en su suelo que significaban una fuente de dinero para los imperios europeos. Hoy las cosa cambiaron y lo que genera el conocimiento es el responsable del 66% de la riqueza mundial. La verdadera forma de crear fuentes de ingreso y producir dinero está en la construcción o fortalecimiento de mentes humanas.

Mejorar la calidad de los gobiernos

En Perú ocurre que el aumento de los precios del oro ha llevado a apropiaciones de tierras cada vez más violentas, y los propietarios legítimos tienen que defenderse a sí mismos y a la selva tropical de los ataques.Y esto solo es uno de los efectos más trascendentes que se dan durante la inflación mundial, hace que se pierda el control y se armen desbarajustes cómo los que ahora se dan en Perú. También se encuentra el país  en tiempos de elecciones regionales y municipales este año para definir su futuro en provincias . Perú  no solo es rico en tener oro sino sobre todo en su cultura y la calidad de su gente que son el pasado, presente y futuro de este país siempre. Y que debe estar a su vez ocupando un lugar especial en su agenda política.

}El ser humano es como la energía solar o hidroeléctricas que no se acaban sino siguen y se desarrollan pero manejados con inteligencia y controlando a los gestores. Este mundo  puede acabarse rápidamente para muchos por caprichos particulares o falta de planes y proyectos que pongan en control nuestro presente que a su vez sirvan para asegurar un futuro  mejor para todos. Para eso deben tener gobiernos con capacidad y compromiso.  

Si a los problemas de inflación, pandemias o problemas climáticos que con los desastres que presentan ponen de cabeza países, vidas y cualquier programa político o particular que solo tienen viabilidad si existe control y conciencia entre los integrantes de una comunidad. Y todo eso no solo padece el Perú y otros países donde los gobernantes no hacen la tarea en favor del bien común y siguen distraídos en la corrupción. De hecho, la cuñada del actual presidente peruana está siendo juzgada por un caso de ese tipo.

Más del autor