spot_imgspot_img
EL CANDIDATO
martes, mayo 11, 2021
15.8 C
Asunción

Perú a elecciones sin margen para la confianza

Aun en pandemia cuando la norma general es evitar formar parte de aglomeraciones humanas, en el país andino del Perú se harán elecciones presidenciales para responder a las necesidades peruanas que van desde subsistencia (salud, alimentación, etc.) protección (sistemas de seguridad y prevención, vivienda, etc.). Son comicios en un país que ha cambiado cuatro presidentes en cuatro años. La ingobernabilidad está en el trasfondo de unos comicios donde ningún candidato supera el 20% de popularidad.

La académica Fabiola Morales del partido Renovación Popular  fue dos veces miembro del congreso de su paìs  y ahora busca un curul en el congreso y en conversaciòn con   Radio Libre 1200 am afirmó  que “las cosas estén sorprendentes porque los votos están muy diversificados y que por la pandemia mucha gente no irá a votar y eso porque gente está más centrada en la salud y poco en la política, las personas están más enfocadas en la falta de vacunas, falta de camas y las carencias con las que cuenta ese país en pandemia”. El covid ha sido demoledor en sus efectos con miles de muertos y con incapacidad de gestión similar a nuestro gobierno.

NADIE CREE EN NADIE
Los medios de comunicación  como el grupo “El Comercio que controla el 80% de los canales de comunicaciòn se juegan su propia elección y las encuestas no ayudan a saber quienes pasaran a la segunda vuelta obligatoria. Fabiola Moraes  afirma que las elecciones últimas fueron lamentables ya que según dice le fueron robadas a la candidata  Keiko Fujimori hija del ex presidente condenado por sus actos de gobierno. Al electo Pedro Pablo  Kuczinsky, apartado por corrupción, lo sustituyó el vicepresidente  Vizcarra quien cerró el congreso convocando después a elecciones para un nuevo congreso.  Un miembro del congreso lo sustituyó por unos días y ahora Perú cuenta con un presidente con un perfil más intelectual  pero lejos de lo que necesita el Perú para enfrentar sus necesidades.

“Mi país necesita gerenciar con urgencia su salud, ya que es uno de los países más desatendidos en materia sanitaria. En este país surgieron escándalos por la adquisición de vacunas desde China, Vizcarra negoció con China que iba a exportar las inoculaciones anticovid. Por otro lado está la educación, donde un año escolar se perdió por no haber distribuido las tablets y carecer también de conexiones eficientes de internet que tengan buena cobertura nacional” grafica la candidata Morales  que hizo toda su campaña usando las redes sociales y con una inversión total de 10 mil dólares con lo que probará el domingo el poder de las redes sociales para conseguir votos.

LAS DUDAS LLEVAN LA DELANTERA
Las encuestas en vez de orientar: desorientan, muchos dudan que algunas compañías encuestadoras que están ligadas al poder mediático den los números ciertos. A la cabeza para muchos se encuentra Johny Lezcano de Acción Popular un partido tradicional quien figura con grandes chances de pasar a segunda vuelta así como Hernado de Soto conocido intelectual, autor de los conocidos libros “El misterio del capital” y “El otro sendero” .

El jefe de la misión de observadores de la OEA es el compatriota y ex canciller de la República paraguaya, Ruben Ramirez Lezcano dijo que en esta ocasión la misión está integrada por 33 expertos y observadores de 15 países. “Estas elecciones representan una invaluable oportunidad para que la ciudadanía exprese su voz y que los peruanos decidan sobre el futuro del país” dijo en un tuit difundido desde la capital peruana. Ramírez instó a los peruanos a salir a votar en estricto apego a las medidas de bioseguridad que aseguren el bienestar de todos ese día, invitó  a participar de las elecciones con la convicción democrática que caracteriza a los peruanos”.

Los peruanos que por ley pueden votar estando en el exterior sin embargo no lo podrán hacer en el Paraguay ya que la cancillería de ese país ha suspendido el sufragio en nuestro país debido a la propagación del coronavirus.

Perú va a elecciones con escasa convicción y con serias dudas sobre la gobernabilidad a futuro. Nadie cree en nadie y ese es el peor de los escenarios para estos tiempos de pandemia. La vieja política está muerta y no hay muchas certezas sobre su resucitación.

Más del autor