Connect with us

Suscribirse

Historias

Pequeños que luchan como leones

Cada 17 de noviembre se recuerda el Día Mundial del Niño Prematuro para informar sobre los hábitos saludables que se deben llevar para evitar los riesgos.

Evelyn González dio a luz a su bebé Enzo Alejandro en 2014. El pequeño nació con 31 semanas pesando 1 kilogramo. En aquel entonces fue una odisea para ambos, necesitaban un lugar en terapia intensiva y no encontraban, de Fernando de la Mora fueron trasladados a Coronel Oviedo a un sanatorio privado, luego al Hospital Nacional de la ciudad, y por último, al Hospital de Barrio Obrero, donde estuvieron 31 días.

Enzo salió de alta con 1.9 kilogramos y Evelyn decidió fundar la Asociación de Padres de Bebés Prematuros, a fin de  ayudar a otras familias a que no se sientan como ella en aquel difícil instante.

“Hoy en día sigue siendo un desafío encontrar un lugar en terapia intensiva, eso es cosa de todos los días, no todos los maternos-infantiles cuentan con equipos con respirador. Le tenés que llamar al Servicio de Emergencias Médicas Extra hospitalaria (SEME) para que vean dónde hay disponibilidad, es todo un reto”, comentó.

La Asociación está enfocada hoy en dar apoyo, contención e información a quienes están en los hospitales con sus bebés luchando día a día. “Aprendí a vivir un día a la vez con mi hijo. Los pequeños prematuros son así, un día están bien, otros mal, un día suben 50 gramos y al día siguiente bajan. Hay que ser pacientes, es difícil ver a tu bebé con muchos cables y un respirador, pero a pesar de ser tan pequeñitos son muy fuertes y nos transmiten esa fortaleza para que nosotras sigamos de pie luchando con ellos”, expresó.

Envió un mensaje para todos los papás y mamás de bebés prematuros: “No pierdan la fe, al final de este túnel oscuro hay una luz inmensa y sí se puede. Todos los días hay que pedir a Dios, hablarle a sus hijos, cantarle, acariciarles, transmitirles muchas buenas vibras, son pequeños como tus manos, pero luchan como leones para salir adelante”, afirmó Evelyn.

EL DÍA MUNDIAL

Cada 17 de noviembre, desde el 2009, se celebra el Día Mundial del Niño Prematuro. La OMS recuerda el problema de salud que supone nacer antes de las 37 semanas de gestación, pues el nacimiento prematuro es la principal causa de muerte entre recién nacidos. 

La razón por las que un niño nace antes de tiempo es el estilo de vida de la madre durante la gestación, aunque en caso de personas de bajos recursos económicos puede que el problema esté presente desde mucho antes, por causas relacionadas a la desnutrición y la anemia.

Este año, las autoridades sanitarias del Paraguay han consensuado promocionar el octavo derecho del “Decálogo del Prematuro”, que dice que “la familia de un recién nacido prematuro tiene pleno derecho a la información y a la participación en la toma de decisiones sobre su salud a lo largo de toda su atención neonatal y pediátrica”. 

Bajo el lema «Mi familia, mi nido, su participación mi derecho», se pretende inculcar sobre el cuidado pre-concepcional, prenatal, y del recién nacido. La Dra. Zully Suárez, titular de la Dirección de Salud Integral de la Niñez y la Adolescencia del Ministerio de Salud, señaló que dentro de lo que llaman la reforma sanitaria buscan fortalecer la promoción y prevención, y por ello se viene haciendo un trabajo grande desde la unidad familiar hasta el último hospital.

“Es importante planificar el embarazo y cuando la mujer está embarazada hacer sus controles. El primer paso es la captación precoz antes de terminar el primer trimestre, y cumplir mínimamente cuatro prenatales porque es la única manera de identificar los factores de riesgo y disminuirlos”, aseguró la especialista.

Agregó que la hipertensión es la causa más frecuente de mortalidad en la mujer embarazada, además de la diabetes, la obesidad y la edad. “Si tenemos niños prematuros lo más importante es darles asistencia dentro de los servicios de salud y hacerles seguimiento, pues hay muchos aspectos en su desarrollo sobre todo los que tiene que ver con la visión, la audición, el crecimiento, el aumento de peso y el desarrollo en los primeros años de vida”, acotó. 

La doctora mencionó que se han establecido lugares donde se presta esta atención, generalmente son los grandes hospitales maternos-infantiles.A pesar de la pandemia, han instalado en 21 servicios maternos infantiles todo lo que es la detección de la hipoacusia neonatal. 

Pese a que en el Ministerio de Salud aún no cuentan con la información del 2020, la doctora destacó que se conoce que hubo 120 mil partos en el Paraguay en años anteriores y la prematurez forma parte del 9% de todos los partos.

“Existe un porcentaje que no puede ser evitable, pero sí hay factores de riesgo que si actuamos a tiempo podemos disminuirlos. Es necesario cuidarnos, que la mujer realmente planifique su embarazo, promocionar la alimentación saludable y los ejercicios físicos que con la pandemia se ha visto que es fundamental cuidarnos en ese aspecto para disminuir muchas patologías”.

Finalmente precisó que el personal de salud debe tener cada vez más empatía e informar constantemente a los padres y la familia en general. “Tiene que ser parte de nuestra atención diaria porque es un derecho comprender y sentir el acompañamiento. Es importante la empatía para hablar de una calidad de atención”, concluyó la doctora.

Equipo Periodistico
Escrito por

Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, Lorena Barreto, Luz González, Jacqueline Torres, Patricia Galeano, Magalí Fleitas, Victor Ortiz, David Chamorro, Mary López, Juan Martínez, Fabrizio Meza, Lisandra Aguilar.

Copyright © 2020 El Independiente | Libre y Transparente
Desarrollado con mucha garra en

Seguinos
Suscribite al Independiente