spot_imgspot_img
sábado, diciembre 4, 2021
20.7 C
Asunción

Ojeadores y talentos

Cada vez vemos que la calidad de nuestros deportistas de fútbol ha bajado profundamente. Son más viejos, sin renovación, de mala calidad, concentrados en cuestiones secundarias y por supuesto como colofón: malos resultados.

No cabe dudas que uno de los deportes que tiene mayor cobertura de prensa es el fútbol. Una actividad física de 22 jugadores que corren tras un balón por 90 minutos, hasta llegar a embocar en el arco, y que de acuerdo a la cantidad de goles, termina dando la victoria al equipo que ha llegado bien al final del partido.

Ayer hemos visto a la selección paraguaya de fútbol en Quito jugar y.. perder como casi siempre. Desafortunadamente cómo paraguayos nos entristece tener un equipo cuyos integrantes no se dan cuenta de la trascendencia de vestir no cualquier casaca, sino la del país.

Carencias profundas
No tenemos buenos dirigentes, representantes y ojeadores. Una nación que de a poco vuelve a levantar su cabeza en el bullicioso espacio del balompié, es El Salvador, que después de haber estado ausente en mundiales desde 1982 ahora se prepara con su selección para representar a su país.

Hablando con un conocedor del deporte, este me educó en relación a una persona clave para la fabricación del onceno ganador, que consiste en un cuerpo de jugadores y no en la estrella del partido con más tatuajes o exposición mediática. Un conjunto de personas trabajando juntas para conquistar títulos. La persona más arriba mencionada es el ojeador, o individuo que va recorriendo canchas echando ojo a jugadores que al ser elegidos, empiezan su carrera en el fútbol. Este amigo me decía que algo que carece la selección paraguaya es un buen ojeador que vaya buscando y eligiendo a gente que tiene la sazón justa para ser un buen futbolista.

En El Salvador el proyecto de selección ya es una realidad con un aficionado que hacía seguimiento de los talentos centroamericanos jugando en clubes y universidades de los EEUU. Un millón de salvadoreños salieron del país durante la guerra civil que asoló al país en la década de los 80 del siglo pasado. El internauta salvadoreño, que en el rol de ojeador y navegando en internet va buscando a los miembros para su equipo y recientemente ha sido contratado por el seleccionado nacional para dicha tarea de forma oficial.

El salvadoreño Hugo Alvarado es la persona que dada su afición por el fútbol, tomó cómo propia la responsabilidad de ir buscando talentos y presentando cómo propuesta a las personas que le parece pueden formar parte de la selección independientemente donde haya nacido.

Por 10 años este hombre navega por el mundo virtual para dar con los atletas que hagan lucir y ganar a El Salvador en torneos internacionales.

Los talentos desconocidos
Muchos dirán que aunque los deseos sean similares en el mundo virtual y real, nunca será igual el ver a una persona corriendo, sudando y gritando en la cancha que el hacerlo a través de una pantalla pero hacer un seguimiento es fundamental. Aquí en Paraguay nos cuesta convencernos que lo que tenemos es lo único disponible.

Desde el estado que quiere dejar de ser parte de los Estados Unidos, California, este hombre frente a su computadora identifica a una serie de personas en el mundo que exponen su destreza con el balón.

Es urgente dar con un buen ojeador y jugadores para consolidar la seguridad que pueden y deben tener tanto el equipo cómo el aficionado para llegar a ganar y no perder cómo es el hábito paraguayo en sus encuentros previos al mundial de Qatar 2022.

Requerimos confirmar que lo que tenemos es todo lo que podríamos aspirar o si los que juegan son parte de un gran negocio de dirigentes, técnicos o médicos que empieza desde muy temprano y que le sacan sentido del servicio y entrega cuando llegan a los seleccionados.

Más del autor