spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
30.7 C
Asunción
InicioActualidadSalud PúblicaNulo acceso a vacunas no es por pobreza sino por corrupción

Nulo acceso a vacunas no es por pobreza sino por corrupción

Categoría

Fecha

El director del Hospital Pediátrico Niños de Acosta Ñu, Pío Alfieri, que la batalla contra el coronavirus es “el mundo de los ricos contra el mundo de los pobres” en referencia a que varios países ricos del mundo se están asegurando de 4 hasta 5 dosis de vacunas contra el covid-19 por cada habitante, mientras que hay otros que aún no pueden acceder a ningunas. En Paraguay por ejemplo aún no se sabe cuándo y ni cuantas dosis de vacunas vendrán. 

El doctor Alfieri mencionó en entrevista con la radio 1000 AM que lo único que se puede ver es que nuevamente esta batalla es contra de dos mundos diferentes. “Canadá sobre compró 5 dosis de vacunas por cada habitante, EEUU e Inglaterra, 4 dosis por cada habitante y en Europa 2.5 por cada habitante. Es el mundo de los ricos contra el mundo de los pobres”, acotó. 

Los compromisos firmados por Canadá uno de los países que van por detrás de EE.UU y el Reino Unido incluyen a Pfizer y Moderna, ambas con efectividad superior al 90%. Con Pfizer se tiene comprometida 20 millones de dosis fijas, y la posibilidad de adquirir otros 56 millones más, mientras que Moderna el contrato contempla el suministro de 20 millones de dosis y la opción de 36 millones adicionales.  

También se encuentran los convenios firmados a través del Covax, una alianza codirigida por la OMS con el objetivo de garantizar el acceso equitativo a la vacuna en al menos 170 países. A través de esta cooperación, el gobierno canadiense comprometió US$220 millones para adquirir hasta 15 millones de vacunas para sus habitantes, y destinó otros US$220 millones para comprar el mismo número dosis para países de más bajos ingresos. 

La propia Amnistía Internacional había señalado que Canadá era el país que había comprado más vacunas al considerar el tamaño de su población con dosis suficientes para vacunas cinco veces a cada canadiense. “Los datos actualizados muestran que las naciones ricas que representan sólo el 14% de la población mundial han comprado el 53% de todas las vacunas más prometedoras hasta ahora”, dijo. 

El año pasado Amnistía junto a otras organizaciones pidieron a los gobiernos y a las industrias farmacéuticas que las vacunas se compartan ampliamente. Incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha advertido que “nadie estará salvo a menos que todo el mundo lo esté”. 

La OMS ha respaldado un programa de vacunación global conocido como COVAX, que busca garantizar la distribución equitativa de las vacunas y 189 países se han sumado. Pero algunos países como Estados Unidos no se han inscrito y se aseguraron acuerdos bilaterales. 

Mientras tanto, otros países más pequeños y con menos ingresos como Paraguay aún no sabe con exactitud cuando ni cuantas dosis de vacunas llegarán en esta primera etapa de inmunización para los profesionales de salud y las personas adultas con comorbilidades.