martes, mayo 28, 2024
15.5 C
Asunción

Mamá

Tiene su cumpleaños cómo toda mujer en el mundo y he escrito acerca de este día hace poco, pero la mamá siempre es un ser humano único que merece su propio artículo, momento y lugar para homenajear.

Cada mujer es fundamental para todo hogar en el mundo. Pone creatividad, amor, paciencia y ese toque femenino que ajusta mucho en espacios desordenados y sucios que no debemos malinterpretar y usar a esta persona cómo mucama o sirvienta, sino honrarla siempre y amarla cómo ella que hace todo sin quejas o contradicciones; sirviendo.

La forma más honesta y exacta de amar, siendo útil para quienes muestren una necesidad, mamá es una palabra de dos sílabas y cuatro letras pero qué significa y es mucho más de cómo está ortográficamente escrito el título.

Uno que vale mucho no solo para los hijos o pareja sino para la misma sociedad que debemos atender y cuidar a toda madre o mujer de nuestros entornos, una institución humana que al cuidarla honramos y valoramos la condición humana que es posible gracias al ser hechos en su vientre, el que habitualmente se hincha no por tener mucha comida en el mismo sino por estar cargando nada más y nada menos que una vida.

Ella  no es cualquier mascota sino un ser humano con potencialidades naturales por haber sido engendrado por una mujer que luego tendrá el honor de ser mamá desde el momento en que sea concebido su hijo. Algo nada fácil por lo que significa cuidar, atender, criar, educar una nueva vida en el planeta. La misma que necesitará siempre de mujeres fuertes, inteligentes y creativas que puedan servir para ser empleadas o dirigir cualquier proyecto, que confiando y apoyando su gestión tendremos resultados óptimos en nuestro y su trabajo.

Aprender a honrarla

Cualquiera sea no debemos depender siempre de ella para todo en nuestra vida sino aprender a maniobrar y trabajar en equipo en la familia, empleo o cualquier actividad donde trabajemos con mujeres, madres, hermanas, tías, profesoras, directoras o compañeras. 

Debemos respetar, confiar y amar por ubicación por  el honor de contar con la presencia de ellas en nuestra vida.

Muchas felicidades a todas las madres paraguayas en el país y el mundo aunque no sea el día de las madres en el planeta sino solo en este país sudamericano. Coincido con mi hermana que no debemos limitarnos a esperar o celebrar este día cómo uno solo en el año sino recordarlo siempre y cuando tengamos la oportunidad de tener a ella viva y sana a nuestro lado, sirviendo y liberándola de toda preocupación por ella o cualquier ser querido de sus entornos que puede ponerla tensa. 

Tengamos en cuenta a nuestras madres no solo por un día sino desde el momento en que seamos conscientes de su existencia en nuestras vidas hasta su muerte. Algo que no queremos, pero es algo natural y mientras esté con vida nos conviene tenerla cómoda y feliz  en el viaje de su existir.

Más del autor