spot_imgspot_img
martes, noviembre 30, 2021
17.7 C
Asunción
InicioActualidadLas polladas como sistema de seguridad social en el Paraguay en tiempos...

Las polladas como sistema de seguridad social en el Paraguay en tiempos de covid19

Categoría

Fecha

Mariano Bareiro Soria, Dirigente Vecinal de la Ciudad de Asunción, Especialista en Ciencias Sociales de la FLACSO Py, mariano.bareiro@gmail.com
Mariano Bareiro Soria, Dirigente Vecinal de la Ciudad de Asunción,
Especialista en Ciencias Sociales de la FLACSO Py, mariano.bareiro@gmail.com

Hablar de las polladas como sistema de seguridad social en el Paraguay en tiempos de covid19 sin lugar a dudas nos transporta a una realidad muy triste que vive gran parte de la población paraguaya de clase media y baja por la ausencia de políticas públicas en materia de salud para la población en general.

Este segmento mayoritario tiene que buscar la manera de seguir sobreviviendo y para ello día a día se ingenian para generar los recursos necesarios para seguir con la vida en el medio de la improvisación del Gobierno Nacional en materia de salud y seguridad social.

Las polladas son las respuestas que encontraron y a las que recurren las comunidades para paliar su emergencia personal, familiar, comunitaria, esta actividad consistente en la organización entre los vecinos, compañeros de trabajos o miembros de una comisión vecinal de una jornada solidaria de recaudación de fondos que consiste en la venta de adhesiones para “UNA GRAN POLLADA BENEFICA PARA UN ENFERMO” costo aproximado es de 10 mil a 15mil guaraníes cada uno y que generalmente se vende una cantidad promedio de 100 a 300 adhesiones.

La porción de pollo es de ¼ del pollo entero, que incluye la ensalada de lechuga o arroz, medido en una taza o vaso de plástico de 200 gramos para cada porción, a veces incluyen una porción de mandioca o pan. Cada vecino lleva su recipiente para el retiro (bandeja, olla, tapear) y en algunos casos se distribuye ya en recipientes sellados y térmicos. Esta actividad es muy importante para recaudar fondos solidarios ya que por cada adhesión vendida se gana aproximadamente el 40 % del costo, todo depende de la compra de la bolsa de pollo por el organizador o si dono un vecino o el político de la zona (correlies), el costo aproximado de la bolsa es de Gs. 120.000, trae 22 muslos de pollos.

La gente compra un promedio de 2 a 6 adhesiones por familias, la distribución y ventas se hace con 3 días a 8 días de anticipación con visitas casa por casa por los familiares del enfermo, o por los compañeros de trabajo y/o miembros de la Comisión Vecinal del Barrio. El que colabora con la compra de las adhesiones sabe que además de colaborar con el enfermo también deja de cocinar ese día, que generalmente coincide con el fin de semana sábado o domingo. Con un monto mínimo de Gs. 50.000 puede alimentarse perfectamente una familia integrada por 4 a 5 miembros.

El día de pollada sin lugar a dudas es un día feliz para los vecinos, ya que ese día se convierte en un espacio de encuentro de vecinos y vecinas donde se produce el intercambio de saludos, el saber cómo esta Don José o Doña María o para saber algo de hijo como está avanzando con el estudio o en su viaje al exterior, o comentar como pudieron ayudarle con la pollada anterior al vecino o vecina que sigue viva o que ahora ya falleció.

El lugar del retiro de la pollada generalmente se hace en las plazas, lugar de trabajo o en casa los familiares del enfermo.

Organizar y llevar adelante una pollada lleva un tiempo de 3 a 8 días de actividades previas que empieza con la impresión de adhesión, la distribución a los vecinos, el cobro después casa por la casa, la compra del pollo, condimentar los pollos, en el día de la actividad llevar muy temprano los pollos para cocinar a la panadería de la zona o en el tatakua de un vecino para su cocción. Mientras se prepara los condimentos para la ensalada en la casa de una vecina o familiar para poner como guarnición a la porción del pollo.

Esta actividad se caracteriza por involucrar a muchas personas en la organización, posteriormente en la actividad de recaudación y finalmente en la entrega de lo recaudado a la persona enferma en el Hospital o se le entrega al familiar más cercano como una ayuda social de los vecinos.

Así la pollada se constituye en una respuesta para la población ante la deficiencia del sistema de seguridad social en materia de salud en el Paraguay en tiempos de covid19.