jueves, diciembre 1, 2022
21.7 C
Asunción
InicioActualidadLágrimas hasta en rivales tras despedida de Federer

Lágrimas hasta en rivales tras despedida de Federer

Categoría

Fecha

La despedida que el deporte no quería que llegase y para la que el tenis no estaba preparado aterrizó como un mazazo emocional sobre el suizo, Roger Federer y todo aquel que haya disfrutado con este deporte. El suizo se fue, se despidió, el maestro colgó la raqueta y dejó huérfano al tenis. Nunca habrá otro como él.

Con Novak Djokovic aconsejándoles en los cambios, con las lágrimas de Lynette, la madre de Federer, con la mirada de Rod Laver en la grada, la ayuda de Stefan Edberg y con el último toque de magia del mago de Basilea, el telón se bajó para la obra de arte que comenzó cuando en Basilea alguien decidió que el pequeño Federer empuñase una raqueta.

El suizo se despidió del tenis en una de las casas que ha ido dejando a lo largo de sus 24 años de carrera, esa en la que conquistó ocho Wimbledon, más que cualquier otro hombre en la historia, y en la que coronó dos Copas de Maestro.

Esta vez el premio no era un título. El O2 agotó las 20.000 entradas disponibles para celebrar el adiós del suizo. Mientras la grada se cubría de azul y rojo, los colores de Europa y del Resto del Mundo en la Laver, amanecieron las primeras lágrimas. Lynette, madre del genio y transmisora de su revés a una mano, derramó el primer llanto de la noche. No sería el único.

Los mensajes se descubrían: “No te vayas”. “No te retires nunca”. “El tenis no será lo mismo sin ti”. La melancolía, la tristeza, el amor a un tenista único se fundían en un escenario bucólico en el que lo que menos importaba era el resultado.

Como maestro de ceremonias estuvo Edberg, ídolo de juventud de Federer y al que conoció cuando aún era recogepelotas en Suiza. Laver presidía la grada y Bjorn Borg, cuyos retos quedaron destruidos por Federer, le observaba desde el banquillo. John McEnroe casi deseaba que sus pupilos no ganaran, Djokovic les daba consejos entre cambio y cambio, y al lado de Federer, con una sonrisa pícara, aparecía Nadal.

El balear, villano de la carrera de Federer y causante de algunas de sus peores tardes, fue el apoyo necesario para que esta despedida Federer no la hiciera solo. Su amigo y compañero de mil batallas voló desde Manacor, donde espera el nacimiento de su primer hijo, solo para que, cuando Federer necesitase una mano amiga, se encontrara la de Nadal.

London (United Kingdom), 23/09/2022.- Team Europe player Roger Federer of Switzerland waves to the crowd after playing the doubles match with Rafael Nadal (rear L) of Spain against Team World double Jack Sock of the US and Frances Tiafoe of the US on the first day of the Laver Cup tennis tournament in London, Britain, 23 September 2022. The match was Federer’s last game before retirement. (Tenis, Francia, España, Suiza, Reino Unido, Londres) EFE/EPA/ANDY RAIN

En un partido con un ritmo irregular, con un Federer alejado de su tenis competitivo y un Sock y Tiafoe conscientes de su papel secundario en toda esta historia, Nadal, al que bombardearon a pelotas, tiró del carro de la legendaria dupla. El resultado era una anécdota y terminó en derrota de Nadal y Federer, que no jugaba desde hacía 14 meses.

(EFE)

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.