spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
32.7 C
Asunción

Ladrones de arte

El robo a los museos no es infrecuente en el mundo tampoco el costo millonario de varios cuadros de pintores que vivieron una vida de privaciones o sencillamente miserables.

En Netflix me he topado con un documental que cuenta la historia en tres capítulos sobre un robo bien estudiado y perpetrado, que no fue la razón que me llevó a elegir dicho documental para verlo sino su nombre “This is a robbery” o este es un robo en español que cuenta la historia de una sustracción del Museo Isabella Stewart Gardner en Boston el 18 de marzo de 1990. El material fílmico de  Colin Barnicle hace un  viaje por la historia del cómo, porque y quienes fueron los ladrones de trabajos artísticos de inmenso valor cultural y por ende también económico.

Acostumbrados a ver trabajos documentales con tomas y entrevistas reales esta producción desarrolla la interpretación de ladrones por actores y escenografías diseñadas del museo cómo entrevistas con policías interpretados por actores. La serie se produjo durante un período de siete años, a partir de 2014. En un fino trabajo de investigación e interpretación por actores de los personajes reales del lado de la justicia cómo el de los ladrones. Esto es un robo: el mayor atraco de arte del mundo  y muestra las manera en que funciona la mente de un criminal para destruir y hacerse de trabajos artísticos con el fin de lucrar con este robo.

ROBO DE OBRAS DE ARTE
En Paraguay no hay grandes museos de pintura o artesanías cómo lo visto en el museo Isabella Stewart Gardner en Boston pero sin embargo hay robos como el caso del Museo de Bellas Artes de Asunción hace unos años  donde los ladrones cavaron un túnel para hacerse con piezas de arte hasta ahora no recuperadas.

El abordaje es inteligente y bien tratado. Es una interesante lección de cómo recrear hechos singulares como el robo al museo de Boston. Hace una travesía por la mente de los ladrones y por una sociedad dada a acumular obras de arte como modos de inversión y de promoción de su persona con la consiguiente carga de vanidad en dicho propósito. Vale la pena verlo con una mirada transversal sobre otros aspectos de la condición humana mas allá del mismo delito que se cuenta.

Más del autor