spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
24.7 C
Asunción

La violencia no solo son golpes

Muchas personas experimentan esa sensación de discriminación, de falta de tolerancia, de comprensión; son pequeñas cosas, pero que verdaderamente pueden herir. A algunas les afecta con fuerza, y a otras no tanto, según la personalidad de cada quién.

El mundo actual hace que haya mayor individualismo, y muchas veces egocentrismo, condimentos que nos separan unos de otros. Los sociólogos como Bauman catalogan este fenómeno como la sociedad líquida, porque es un estilo de vida volátil, cambiante, una sociedad de consumo, débil en la construcción del tejido de las relaciones humanas.

La violencia no solo son golpes físicos, también el maltrato verbal, la discriminación, la arrogancia, el trato despectivo y la humillación. El hecho de ignorar a un ser humano que sufre engloba también el concepto de violencia. La frialdad de esta civilización no genera una sociedad con lazos fuertes en constante progreso cultural, intelectual y social.

Cuando hablamos de violencia también nos referimos a la intolerancia, las palabras hirientes, soeces y todo lo que afecta psicológica y emocionalmente a la otra persona. Y otro ejemplo claro tenemos con el acoso escolar. Según datos estadísticos del MEC, cada año hay 300 denuncias de bullying, que afectan a estudiantes. Muchos de estos alumnos inclusive quieren dejar de ir a las clases por el sufrimiento que les genera el bullying permanente.

Las autoridades se han olvidado de implementar políticas públicas para atender los casos de violencia verbal y las discriminaciones de las cuales son víctimas muchas personas, quienes viven su vida en medio de un infierno sin final, sin la posibilidad de salir de ese horrible espacio, que las lleva a padecer trastornos sicológicos y que les afectan en el rendimiento académico y laboral.

Clara Martínez
Clara Martínez
Periodista, politóloga y docente. Egresada en el cuadro de Honor de la UNA

Más del autor