martes, enero 31, 2023
26.7 C
Asunción

La pesadilla americana

Los problemas económicos agobian a todos y en especial a los pobres de América Latina que sueñan que el sueño americano es el modo de acabar con ellos. Miles cruzan de forma ilegal la frontera de México a los EEUU arriesgando sus vidas y sus libertades. No les importa los costos y a pesar de las noticias trágicas no pare el incesante discurrir de personas en las fronteras. 

Un problema llega a ser serio no cuando afecta solo a una vida sino al terminar con varias. En Estados Unidos, al menos 46  personas muertas  fueron descubiertas  en un camión refrigerado hace poco en Texas. Eso en uno de los países donde no solo el movimiento y uso de armas de fuego representa un dilema que pone en riesgo a su población que integra una nación donde no solo se dan asesinatos masivos  cómo hace poco en la ciudad de Uvalde del mismo estado sino donde los hechos relacionados a las migraciones son incesantes.  Muertes  en instituciones académicas, accidentes de tránsito terrestre o aéreo, que también están en la lista de peligros que corre el ser humano en  unos EEUU conmovido por hechos trágicos. 

Muchas incertidumbres  tienden a despertar dudas y sospechas acerca del cómo y porqué de los hechos en un Estado que se encuentra en frontera con un vecino que no significó necesariamente el surgimiento de hechos positivos para ambos lados de la frontera. Los niveles de desarrollo desparejos  entre América Latina y los EEUU solo estimulan estos hechos trágicos. 

Violencia como modo

Están trabajando seriamente para controlar el movimiento migratorio pero la  adquisición de armas de fuego  representan un grave dilema solo al abrir las puertas de su arsenal y permitir que adolescentes se hagan de fusiles, pistolas y toda herramienta que propaga los  conflictos armados y no  dan  seguridad a lugares o personas que lo contraten o necesiten. 

Un bombero texano  que auxilió a los afectados mencionó que doce adultos y cuatro niños, habían sido atendidos y estaban «conscientes» durante su transporte a los servicios de tratamiento. Esto no asegura el éxito de quitar el adjetivo de serio al problema identificado en el estado de “la estrella solitaria” (Texas) , uno en el que la población latina es alta cómo en California. Como  todo estado cercano a México,EEUU  continúa trabajando para controlar el paso ya sea de mexicanos o centroamericanos al país que en el tiempo va perdiendo su atractivo de lo que alguna vez representó ser el “sueño americano”.

La pesadilla es cada vez más reiterada y debe tomarse en cuenta por los países desde donde parten los migrantes.

Más del autor