spot_imgspot_img
sábado, diciembre 4, 2021
20.7 C
Asunción
InicioWin“La pasión por la velocidad la llevo en la sangre”

“La pasión por la velocidad la llevo en la sangre”

Categoría

Fecha

La FIA Academy Trophy es una de las competiciones más importantes en el karting a nivel mundial y una de las más relevantes para que los jóvenes puedan destacarse y ser vistos ante el mundo. 

La tercera fecha de la competición fue llevada a cabo en Kristianstad, Suecia y en representación de Paraguay compitió Alberto Benítez Bejarano, de tan solo 12 años de edad.

Benítez Bejarano logró acceder a la gran final en el último heat disputado el domingo pasado, luego de sufrir algunas complicaciones con el motor el día anterior. El piloto había salido en la posición 20, remontando 7 ubicaciones para luego ocupar el puesto número 13. 

Ya en la final volvió escalar 5 posiciones terminando la competencia en el puesto 27 en relación a su ubicación de largada (32).

Alberto es el segundo paraguayo en competir en FIA Academy Trophy, una de las competiciones oficiales de la FIA (Federación Internacional del Automóvil). Ahora, Alberto se concentra en la recta final del Campeonato Nacional de Karting, dónde se encuentra peleando el certamen en la categoría Rotax Junior Max.

“Me siento orgulloso y es una responsabilidad muy grande porque gracias a que porto mi bandera donde voy, van conociendo mi país”, declaró respecto a cómo se siente representando al  país en el deporte.

SU HISTORIA

Alberto se inició a los cuatro años en el mundo del karting, siendo su padre quien le mostró este mundo y su madre quien lo acompañó. “La pasión por la velocidad la llevo en la sangre, porque desde pequeño me gustó andar rápido en mi triciclo, bicicleta, y ya demostraba habilidades”, afirmó. Igualmente, mencionó que le encantaba ir con su papá y hermano a los rallys. 

Contó que la disciplina lo enseñó a tener fortaleza, a canalizar mis frustraciones, a saber ganar y perder. “Lo que más me gusta es la adrenalina que se siente y los amigos que hice”, agregó.

Aseveró que, para él, el karting significa pasión, emoción, adrenalina, felicidad y disciplina.

Aseguró que dedica al entrenamiento varios días a la semana y que su meta es dedicarse profesionalmente a la Fórmula 1, y para ello, necesita tener una buena base, que es el karting. 

Manifestó que un campeonato que desea ganar sí o sí en algún momento es el Sudamericano y que aspira a adquirir experiencia e ir cosechando más logros.

Afirmó que se encuentra en un muy buen nivel gracias a las experiencias que adquirió en todas las competencias donde ha estado hasta ahora, a su corta edad.

Recordó que durante el encierro por la pandemia de Covid – 19 entrenó en su casa con ejercicios de fortalecimiento de brazos y piernas, y durante la semana de carrera, pidió un permiso en su colegio, el cual siempre lo apoya, para estar ausente en esos días. 

“Cuando vuelva al colegio me pongo al día con las lecciones atrasadas, sin descuidar mis estudios”, garantizó.

Con sus doce años, Alberto ya cosechó distintos logros como: Campeón Nacional en la Categoría Semilleros, Campeón Nacional en la Categoría Rotax Micro Max, Campeón Brasilero de Rotax en la categoría Micro Max, Vice Campeón de la Copa Sao Paulo Categoría Micro Max, y Vice Campeón en la Categoría Rotax Junior Max

Expresó que sin dudar sueña con la Fórmula 1 y que el karting es la base fundamental para llegar a ser un buen piloto de Fórmula 1. “De hecho, todos los grandes pilotos de la Fórmula 1, tuvieron sus inicios en el karting”, finalizó.

Artículo anteriorEnfocate
Artículo siguienteDe resiliencia