La lucha por lograr un país menos desigual

429

La educación es un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva. Desempeña un rol fundamental en la paz y en el desarrollo del mundo, por eso cada 24 de enero se celebra su Día Internacional, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Según datos de la ONU, 262 millones de niños y jóvenes siguen sin estar escolarizados, 617 millones de niños y adolescentes no pueden leer ni manejan los rudimentos del cálculo, menos del 40 % de las niñas del África Subsahariana completan los estudios de secundaria baja y unos 4 millones de niños y jóvenes refugiados no pueden asistir a la escuela. 

La tercera edición del Día Internacional de la Educación, este 2021, se celebra el 25 de enero y el tema será “Recuperar y revitalizar la educación para la generación COVID-19”. Según la ONU, “es hora de reforzar la educación incrementando la colaboración y la solidaridad internacionales con miras a colocar a la enseñanza y el aprendizaje a lo largo de toda la vida en el centro de la recuperación”.

Para Nadia Czeraniuk, rectora de la Universidad Autónoma de Encarnación (UNAE), el mayor reto de los docentes en Paraguay es lograr equidad en la calidad.

“La desigualdad es la característica más importante de los países latinoamericanos y con la pandemia se ahondó en la brecha en los que poseían medios tecnológicos y los que no, en los que tenían una familia organizada y los que no, y el docente, especialmente en los primeros años, ha recuperado su reconocimiento como persona imprescindible y la escuela como lugar imprescindible para la socialización, el centro de contención para los niños con hogares en condiciones de vulnerabilidad y violencia”.

Agregó que las situaciones son muy desiguales, pero los docentes deben darse cuenta de que necesita estar a la altura de la circunstancia y elevar su profesionalidad, prepararse mejor para el mundo tan cambiante, revalorizar su profesión.

“Muchos habían pasado tiempo sin capacitarse, recitando clases y muchos se movieron hacia la mejoría, aplaudo a los que pudieron dar ese paso en medio de la crisis”, señaló la docente.

Asimismo, dijo que la educación de calidad, inclusiva, de retención y con todas las herramientas que eso requiere, es la oportunidad que todos necesitan tener y lograr la igualdad para cada ser humano.

“La educación es como el alimento, imprescindible, es como la nutrición, los países cuanto más pobres y más necesidades tienen, más deberían invertir en educación de calidad para sus chicos, junto a un hogar bien constituido es la fórmula para una vida armoniosa, y si hay ausencia o abandono por parte de la familia, la escuela debería ser el gran alimento complemento”, señaló la rectora.

Expresó que gracias a la educación confiamos en los investigadores para lograr una vacuna, y la falta de desarrollo del Paraguay en este sentido ni siquiera nos hace soñar con tener un examen anticovid rápido sin haberlo comprado, y mucho menos una vacuna propia.

“Paraguay debería ser un país con despegue, mejorar la inversión y que la educación sea central en la agenda política. En este 2021 se tiene que aprovechar el aprendizaje que se tuvo el año pasado y no volver a las prácticas que no son necesarias, enfatizar en el trabajo en equipo, la priorización de los contenidos, manejar el tiempo, y desarrollar una autonomía hacia la tecnología, grandes aprendizajes que marcan una oportunidad de mejora y el cambio tan necesario para el sistema educativo paraguayo”, concluyó la rectora.

Por su parte, Nicolás Maldonado, presidente del Consejo Estudiantil Nacional (CEN), enfatizó en que el mayor reto para este año en términos educativos será continuar con las clases virtuales, ya que muchos colegios no podrán volver a la presencialidad, el problema de la infraestructura genera un atraso para los alumnos.

“Hubo muchos problemas que se van a volver a presentar, ya que el MEC sigue siendo caso omiso y la soberbia del ministro y el viceministro siguen. Hay que aprovechar febrero para que se empiece a trabajar en la reparación de los colegios. Sería ideal contar con una plataforma donde los alumnos y profesores puedan acceder sin tener que contar con internet, descargar las tareas y luego volver a enviar”, explicó Maldonado.

Asimismo, según el presidente del CEN, una educación de calidad se necesita para que la gente se desarrolle, tener una mejor mano de obra y una vez que los chicos salgan a enfrentar a la sociedad estén más preparados y desarrollados, y que puedan luego educar a las nuevas generaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí