spot_imgspot_img
sábado, diciembre 4, 2021
20.7 C
Asunción

La hemorrágica economía

En el presupuesto del año 2022 vamos a ver en qué cuestiones de nuevo el Gobierno coloca énfasis. Lo que se conoce es que seguiremos endeudándonos y se habla ya de una colocación de bonos del tesoro de US$ 600 millones para continuar con las obras viales, que muchas de ellas tuvieron rezago durante estos tiempos de pandemia.

Observaremos también el nivel de sacrificio que tiene la administración central y, fundamentalmente, qué han hecho para evitar la hemorragia extraordinaria que tienen el presupuesto de más de US$ 1.600 millones que van en corrupción.

En lo que el Banco Interamericano de Desarrollo dice «malgasto público», si no se logra trancar con un torniquete, la hemorragia seguirá sacando fuerzas y energías al país, dejando a varias generaciones muy endeudadas, sin capacidad de cumplir con dichas obligaciones y en condiciones parecidas a las de Argentina.

En este momento nos acercamos a US$ 1.000 millones de pagos solo en intereses de deudas anteriores y no vemos que haya ninguna capacidad o voluntad demostrativa para acabar con el malgasto público, o sea con la corrupción interna del Gobierno. En unas palabras, y en guaraní, la corrupción ñandejukapáta.

Benjamín Fernández Bogado
Benjamín Fernández Bogadohttps://benjaminfernandezbogado.wordpress.com/
Doctor en derecho, periodista y profesor universitario. Ha realizado estudios de post grado en las Universidades de Navarra (España), Oxford (UK) Minnesota, Syracuse y Harvard de los EEUU. De esta última ha sido Visiting Scholar en el 2008.

Más del autor