miércoles, abril 24, 2024
23.8 C
Asunción

La economía y el desarrollo latinoamericano

La previsión es un sentimiento o predicción sobre un evento futuro. Tomando cómo referencias las condiciones del presente y otras variables que puedan incidir en algo o alguien de quien o que sea el personaje de una previsión. 

Hace poco un reconocido gurú previó que El Salvador será uno de los países más ricos del mundo. Según el inversor de capital de riesgo, Tim Draper, Nayib Bukele, encamina al país a saldar su deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y evitar futuras negociaciones con ellos. Lo que podría ayudar a la economía de su país, la economía de El Salvador sigue siendo una de las más altas de América Latina, con un 28, 4 %.

El Salvador es el país más pequeño de América Central. En 2022, su PIB fue de 30.828 millones de euros, lo que lo sitúa en el puesto 101 de 196 países.

Según Draper, el bitcoin transformará a El Salvador en uno de los países más prósperos del mundo en los próximos 30 o 40 años. Draper elogió la lealtad de El Salvador al Bitcoin. Afirmó que esta criptomoneda está contribuyendo al crecimiento de la nación, mejorando su situación y determinará su futuro en los años venideros.

Más cómo dice mi madre al comunicar sus novedades; siempre en cualquier reporte existe una de cal y otra de arena o el lado positivo y negativo de los hechos. A finales de 2022, el 62,2 % de los salvadoreños consideraba que los problemas más graves que enfrentaba el país estaban relacionados con la economía. Entre ellos se encuentran: La inflación, el desempleo, la pobreza, el bajo crecimiento económico y la desigualdad que hacen difícil así el poder prever un buen futuro con el presente que no ayuda mucho o nada el progreso de lo que sea.  

La economía de Paraguay se caracteriza por la predominancia de los sectores de servicios, industriales y agroganaderos. En 2021, la economía paraguaya creció un 4,1%, impulsada por la recuperación de los servicios y de la manufactura.

Mejorar los recursos humanos

Así y todo debemos entender que la economía que se evalúa hoy día no está muy relacionada por lo que tengamos cómo recursos naturales sino sobre todo por lo que hagamos con la misma y con un concepto y color de la economía que pinta con otro tono la realidad y desafíos de muchos países cómo es la economía naranja, que se fundamenta en la creación, producción y distribución de bienes y servicios culturales y creativos. 

Los bienes y servicios de la economía naranja tienen un valor intelectual, ya que surgen de las ideas y del conocimiento de sus creadores. Esto está relacionado con la capacidad cognitiva de la población de cualquier país que busque figurar entre las tierras con mejor economía en un mundo que sí es consciente del valor de una idea frente al hato ganadero que presente un país que integre el planeta que vivió y sigue viviendo cambios en muchos aspectos en su tiempo de vida. 

Todo  puede ser bueno o malo para quienes vivimos en este planeta si nos damos cuenta de las necesidades que presenta un grupo de personas en el mundo y solo desde aquí tenemos la facilidad de satisfacer esa urgencia, a cambio del reconocimiento que justifique la exportación de bienes o servicios que pueda servir a otras personas. Una maniobra cómo esta beneficiaría el progreso recíproco de las partes involucradas en un trato en particular y colectivo. La economía se basa fundamentalmente en que la gente viva mejor y en eso la migración hacia otros sitios es una manera de medir su éxito o fracaso para el caso de los centroamericanos en especial.

Más del autor