jueves, junio 20, 2024
28.7 C
Asunción

Juventud e incertidumbres

La juventud es una etapa de la vida que significa tener fuerza, salud, sueños y proyectos a desarrollar en los años que prosiguen en la vida. Es un tiempo de esperanzas  si no hay obstáculos o incertidumbres cómo pandemias, crisis económicas, políticas, sociales o mentales. Todo eso si se deja a un lado   una juventud apática, dormida y distraída de los temas que nos deben preocupar y hacemos poco o nada para cambiarlos o mejorarlos. 

 

Evitando  el perfeccionamiento de lo que nos destruye o puede acabar con nuestros sueños, anhelos o deseos particulares o colectivos es el comienzo del cambio que deben estar pensados, diseñados y hechos para el bien común con el fin de inspirar a las generaciones que nos anteceden y que estas puedan continuar sus vidas haciendo el bien para sus vidas y la de sus entornos. Esos buenos proyectos prolongan en el tiempo y sus espacios la idea del bien común y lo que lo construye y sostiene. 

Sabernos ejemplos

Para terminar con  las incertidumbres, dudas, perplejidad o resoluciones que no estén ligadas a virtudes de la juventud debemos cuidar para nosotros, nuestro presente y futuro particular y el de niños que nos observan y toman siempre cómo referentes de sus vidas, así cómo hemos tomado a nuestros padres y abuelos cómo patrones de actitud y comportamiento ante dificultades o incertidumbres que han eludidos. Continuar el relato de la historia como diria Harari.  

Hay situaciones y momentos que debemos evitar buscar o cometer para evitar crear incertidumbres en las  personas que nos sigan de cerca a quienes podamos infundir certezas, seguridad y convicción para empezar, desarrollar y terminar los proyectos de juventud que tienen esa magia y encanto de ser frescos, nuevos y creativos.  Debemos construir nuestro futuro con responsabilidad. El mismo que atrae e ilumina mentes de niños y adultos que con los pensamientos o proyectos desarrollados se inspiran a empezar o continuar sus proyectos que quedaron colgados por incertidumbres comunes que existan en cualquier momento de nuestras vidas. 

Más no podemos dejar que empiecen o se desarrollen en un peldaño de la escalera de la vida que nos debe impulsar a crear y trabajar sin dudas, vacilaciones o perplejidad.

Más del autor