sábado, julio 13, 2024
9.7 C
Asunción

¡Guay, como Paraguay!

Una de las cosas más cautivantes de mi profesión es poder conocer a una infinidad de personas. Es fascinante porque esto me ha permitido entender otras culturas y sus formas, escuchar otros acentos, percibir modos distintos de comunicar y me ha dado la oportunidad de compartir sobre la mía. Sin buscarlo me convertí en una embajadora de mi país y estoy casi segura que a todos los que hemos migrado nos pasa igual. “¿Paraguay, y dónde queda?”, “Ahhh, ¿en Centro América?”, “¿Panamá dijiste?”, son sólo algunas de las preguntas que recibo cuando detectan un acento que no es como el suyo. No voy a mentir, cuando digo que me sorprende de sobremanera la falta de educación y conocimiento geográfico que algunos tienen. En mi caso, y a pesar de no ser la estudiante más brillante, si se diferenciar entre América del Norte, Sur y Central. No voy a hacer que no me importa, cuando en verdad se me hace un nudo en la garganta percibir lo poco y nada que saben de mi país.

Entonces querido lector, a continuación detallo en cortas líneas como ayer describí ese pedazo de tierra que me vio nacer a un colega español, quien terminó diciéndome ¡que guay Jess!:

“Paraguay es un territorio pequeño, rodeado a los lados de los dos países más extensos de la región llamados Argentina y Brasil, nuestra economía está relativamente estable pero dependemos mucho de los más grandes. Nos llevamos bien, a pesar de que históricamente tenemos una guerra que nos recuerda ese plan maquiavélico que tramaron con Uruguay para exterminarnos. No pudieron.

Nuestro vecino de «arriba» se llama Bolivia y junto a mi país son los únicos dos que no tienen salida al mar. Y no, no pasa nada no tener fronteras marítimas porque tenemos hermosas cascadas y cerros exuberantes, ríos extensos y un clima tropical que permite que las frutas caigan del árbol y pasen directo a nuestro paladar. Un mango aquí cuesta cinco dólares, un mango allá lo recoges en bolsa y te empachas en una tarde calurosa. Somos ricos, porque reímos a pesar de las desgracias, porque no faltamos a un asado familiar, porque somos amigueros, divertidos, recursivos y muy trabajadores. 

Exportamos carne bovina (uuuuffff de las mejores), soja, maíz y trigo. Del azúcar de caña tampoco me olvido. Exportamos también grandes jugadores de fútbol, Chilavert, Cabañas, Cardozo ¿te suenan? No, ahora no es nuestra mejor racha futbolera pero soy optimista en que nos vamos a recuperar. De fútbol, de política ni de religión se habla, pero no los podía dejar de mencionar. Es un país muy musical, creamos polca paraguaya y románticas melodías como la guarania, ¡entra y escucha en Spotify! 

Y para cerrar esta breve descripción tomamos mate, pero también tereré, a parte, ¿sabías que Paraguay tiene dos idiomas oficiales? Hablamos castellano y guaraní, esa lengua que heredamos de nuestros antepasados y no me puedo ir sin enseñarte una palabra rápidamente «Aguijé» significa gracias”.

Jessica Fernández Bogado
Jessica Fernández Bogado
De un país pequeñito llamado Paraguay, viviendo en un país enorme llamado México. Hablo mucho y escribo más. TW & IG: @Jessiquilla

Más del autor