miércoles, abril 24, 2024
23.8 C
Asunción

Francia aprueba el aborto con rango constitucional

En el mundo los momentos, sus acontecimientos y personajes nos enseñan que el derecho a hacer cosas, integrar a personas, sus ideas géneros, y deseos sean permitidos. Que  sean legales y aprobados por la justicia de un país para contagiar sus logros a otros lugares cómo han sido el acceso a la educación, empleo y vivienda a mujeres, personas con tez más oscura que el común o con características físicas no comunes con el patrón general de un lugar específico.

Ahora Francia sería el primer país del mundo en incluir el derecho al aborto en la Constitución. Los miembros de la Asamblea Nacional y del Senado se reunieron esta semana  en Versalles para el voto definitivo. El aborto es legal en casi toda Europa, a excepción de Malta, Polonia, Reino Unido y los microestados.

Francia se convirtio  este lunes en el primer país del mundo en inscribir explícitamente en su Constitución el derecho al aborto. Pese a las reticencias de la derecha y parte de la extrema derecha. Direcciones políticas que tienen sus partidos y referentes que pueden servir o no para responder bien a las demandas sociales que siempre presentan nuevas solicitudes a sus políticos para que estos permitan o no el derecho a hacer, asistir a un lugar o acceder a una actividad considerada sana y humana.

La misma que es discutida  por cientificos, politicos o referentes sociales que sirvan para hacer viable la creación de normas que hagan legal ejercicios tan polémicos cómo el no dejar que se desarrollen o tengan vida seres humanos que sanos, educados y con buenas referencias puedan llegar a servir para el bien o no de grupos sociales con ideas que solo pueden ser real con la vida y con todo lo que a ella le ayude para empezar y desarrollarse en el viaje de la existencia.

Un gran discusión nacional

Tras superar todos los trámites parlamentarios, todos los diputados y senadores franceses —que son un millar— se reunieron  en el Palacio de Versalles para el voto final. La ley francesa exige para los cambios constitucionales que tres quintas partes de los miembros de la Asamblea Nacional y del Senado voten a favor en una sesión conjunta que recibe el nombre de Congreso.

La cifra se alcanzó ampliamente después del apoyo masivo que recibió la propuesta en ambas cámaras. También en el Senado, donde domina la derecha conservadora. Una dirección política que habitualmente está opuesta a los cambios políticos y sociales. 

Los manifestantes se paseaban carteles que decían; “abortar es un derecho fundamental”, uno que no responde al existir, sino sobre todo para personas que no tengan recursos suficientes para hacer frente las demandas de su hija/o  o ponga en riesgo de sus vidas el tener que concebir. 

Incluso otros mensajes públicos decían; “mi cuerpo, mi útero, mi decisión”. “Cuando los derechos de las mujeres son atacados en todo el mundo, Francia se levanta y ocupa su lugar en la vanguardia del progreso”.

Países como Argentina, Uruguay y Cuba, donde el aborto también está legalizado mientras en Paraguay, Costa Rica, Venezuela, Perú y Guatemala sólo está permitido con el fin de evitar un peligro para la vida y la salud de la madre. Una vez que haya tomado la decisión de abortar podrá experimentar la vivencia de ver, escuchar y sentir al ser humano que salió de su vientre.

Más del autor