spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

Fractura generacional

Existen muchas diferencias que separan a las generaciones de seres humanos pero aun así todos formamos parte de la misma condición en el planeta: ser seres humanos y por esto -sobre todo- debemos tener un sentido de ayuda no solo a grupos etarios específicos que están bajo más riesgo de contraer el covid  sino la ayuda nos la debemos entre todos para hacer de  esta lucha contra el virus, una efectiva pelea  a favor de la condición humana

Si bien no somos contemporáneos a la gente mayor y los jóvenes son parte de la sociedad que ahora está luchando por su salud y su vida. Parte de la opinión publicada en “El país” de Madrid dice: “el contrato social debe prever, entre otras cosas, tanto una eficaz atención a los mayores como una dinámica integración de los jóvenes en el sistema. Adultos y jóvenes , cada uno tiene sus necesidades cómo una  red de protección para los primeros y educación, mercado laboral, vivienda para el segundo. En pandemia somos testigos de fuertes golpes a cada generación”, En España se dan tasas de abandono y fracaso escolar elevados como entre nosotros donde se habla de una generación perdida con la que habría que lidiar después de la pandemia.

Con un paro juvenil en cifras de vértigo y un difícil acceso a la vivienda ante el encarecimiento de los precios las cosas se vuelven complejas para nuestra generación. Estos hechos no se limitan a ser españoles sino mundiales cómo la misma pandemia. La precariedad laboral, por tanto, se profundiza otro de los tantos problemas socioeconómicos que hacen difícil continuar viviendo en un país que lentamente se hunde en problemas sanitarios y aumenta la fractura intergeneracional.

Lo que es claro es que para que lo que parece ser una fractura no termine siendo una fractura expuesta que además de destruir parte de la estructura ósea también lo llega a hacer con el tejido muscular haciendo más doloroso el golpe social que podemos tener.

APRENDER A CUIDARNOS
Todos somos importantes en el mundo y nos debemos una protección mutua no solo por tener una relación familiar, laboral o de amistad sino sobre todo por pertenecer a la condición humana, más no esperemos que empiece y termine aquí sino que continúe siempre el cuidado a todas las generaciones que forman parte del bloque social.

En Paraguay  de lo que testimoniamos y vivimos es que la educación y salud deben ajustar muchos tornillos para hacer funcionar mejor la máquina estatal además de otras instituciones cómo la encargada de administrar los fondos del país cómo el ministerio de hacienda y el encargado en construir y mantener la infraestructura nacional el ministerio de obras públicas. Con pena vemos que la realidad de ceder licitaciones y hacer ricos a nos pocos mientras el ciudadano debe estar oxigenando el suyo a cómo sea  para que no se ahogue en la miseria, mendicidad y lo que vive una persona que pierde su empleo,

En esta  pandemia para gente que debe ingeniarse para subsistir o permanecer junto a su familia sanos, salvos y completos evitando que la fractura generacional acabe quebrando su familia o hasta su propia vida. Debemos aprender a cuidarnos cada  para no lamentarnos perecer entre todos.

Más del autor