spot_imgspot_img
jueves, diciembre 2, 2021
30.7 C
Asunción

Formas híbridas de trabajo

El no estar preparados a los cambios que de la nada aparecen cómo fue la pandemia nos debe llevar a muchas reflexiones. Por ejemplo, destapó muchas carencias que teníamos desde antes del covid en Paraguay que se vió sorprendido por carecer de equipos que salvan vidas y dan un adecuado servicio a la salud. Hasta hoy se sigue adecuando a tratar bien las vidas infectadas que a estas alturas de cuarentenas debían haber vuelto a su trabajo cómo antes. La directora del Hospital Nacional de Itauguá agradece que tengamos covid ya que sus dependencias están llenas de pacientes que hoy pueden ser atendidos y antes.. morían. Esto es puede concentrarnos en aquello de que no hay mal que por bien no venga.

En otro ámbito, en Francia se detectó que después de un año y medio de desertar de las oficinas, los empleados han perdido la costumbre de aguantar el entorno laboral. Lo que finalmente repercute en el producto final esperado o proyectado que ya no es a lo que se habituaba tener antes de la pandemia.

El home office, teletrabajo o trabajo a distancia se encuentra migrando a lo que fue antes de haber separado al funcionario de sus oficinas, trayendo de nuevo a los empleados a su espacio habitual. Un estudio revela que este regreso vuelve a los funcionarios poco o nada tolerantes al espacio y ritmo de trabajo luego de haber “disfrutado” el trabajo en casa ahora de a poco se encuentran abriendo sus puertas los lugares de trabajo con circunstancias complejas en el proceso.

Formas híbridas
Para que sea un lugar en el que pueda devolverle o traer la misma creatividad, color y vida puesta en la comodidad de su hogar los expertos comienzan a desarrollar estrategias. Ahora luego de estar produciendo a distancia cómo en Francia regresamos a dicha realidad que el que nos afecte o no ya depende de nuestra resiliencia y capacidad flexible de adaptarnos a los cambios que la vida nos exige cómo los tiempos actuales.
Se nos dijo que la nueva normalidad desde hace mucho tiempo era “adaptarnos a los cambios frecuentes” pues ahora tenemos uno de los tantos: acostumbrarnos a volver a trabajar en oficinas y no desde nuestras casas.

Una modalidad híbrida no deja de ser una opción que valdría la pena explorar. No concentrarnos en los extremos sino buscar una alternativa media que pueda retribuir en mejor calidad de vida y de servicio. Tal Vez sin quererlo la pandemia nos ha traído de forma obligada una mirada distinta sobre este tema sobre el cual ya se venía hablando mucho pero ejecutando poco.

Más del autor