lunes, enero 30, 2023
23.7 C
Asunción
InicioEditorialFestín de lobos en IPS

Festín de lobos en IPS

Categoría

Fecha

El operativo fue fulminante. Los honorables hicieron finalmente la faena sobre la cual venía alertando un ex funcionario del Instituto de Previsión Social. La ley aprobada por el Congreso faculta (¿u obliga?) al IPS a contraer deuda para pagar a farmacéuticas a las que se debe una fortuna y que ya amenazaron con accionar judicialmente. ¿Coincidencia, azar?

El IPS se maneja con tres presupuestos que trabajan sobre otros tantos fondos: salud, jubilaciones y administración. El primero cubre prestaciones de corto plazo como subsidios por enfermedad, maternidad, atención médica, medicamentos, insumos, prótesis y otros gastos médicos. El segundo maneja prestaciones de largo plazo como jubilaciones y pensiones. Finalmente, el fondo administrativo cubre los gastos corrientes del ente. Los fondos de salud y de administración son fijos y se programan por anticipado cada año. El único que tiene un movimiento variable es el fondo jubilatorio que va incrementándose con los aportes de trabajadores y empleadores, además de otras fuentes de ingreso, entre ellas el Estado que acumula un pasivo de décadas.

Según la ley de marras, el préstamo a ser gestionado será financiado con el 5% del presupuesto anual asignado al programa de enfermedad y maternidad del IPS. La pregunta que deberían responder los que cocinaron la ley es: ¿Con qué parte del fondo de salud se pagará el préstamo, recortando la atención de maternidad, dando menos remedios, cerrando quirófanos, despidiendo médicos, enfermeras…? El fondo de salud es específico, se reajusta cada año acompañando la curva de crecimiento de la demanda de servicios médicos y no está facultado a amortizar los pasivos del ente. El único fondo que tiene perfil financiero es el jubilatorio que dispone de una reserva técnica (US $1.800 millones aproximadamente) depositada en el circuito bancario y con la cual se hacen inversiones rentables enfocadas en incrementar los fondos jubilatorios. Estos recursos no pueden aplicarse a gastos de salud ni administrativos. Por eso se los identifica como fondos de inversión.

Los impulsores de la ley que introduce un troyano en el IPS afirman que los fondos jubilatorios no serán tocados. Excusatio non petita, accusatio manifesta. Si tienen que desmentir lo obvio, están enterrados hasta el cogote en una componenda vergonzosa para manotear los fondos de los jubilados.

Equipo Periodistico
Equipo Periodistico
Equipo de Periodistas del Diario El Independiente. Expertos en Historias urbanas. Yeruti Salcedo, John Walter Ferrari, Víctor Ortiz.