spot_imgspot_img
domingo, enero 23, 2022
32.7 C
Asunción

Falta de agenda

Se espera que un empresario, gerente, director, administrador o presidente  tenga siempre que estar saturado con mucha responsabilidad, palabra que tiene su origen en dos términos; res(cosa) y pondere ( valorar) .Porque se  supone que tiene mucho que cuidar. Ser presidente o presidir una nación es un cargo administrativo relevante y delicado y eso exige mucha responsabilidad, creatividad y eficacia por tener a su cargo la vida y hacienda de miles de personas.

Quienes  han pasado veinticuatro días del silencio ejecutivo o tiempo en el cual el presidente optó por estar en silencio mientras vidas humanas quedaban silenciadas para siempre. El mandante exige y tiene derecho de saber la agenda del más  importante empleado público; Mario Abdo Benirez quien además de representar al Paraguay representa a un partido político legendario cómo el partido colorado que puede ser calificado como su presidente de inútil para articular soluciones en tiempos de pandemia.

En las siempre novedosas   portadas de este diario nos toca admirar la desagradable forma en la cual la gente no vive sino resiste la ineficiencia estatal, el ministerio de salud pública tiene impresa en su entrada  que “la salud es suprema es ley” más luego de informarse cómo el número de contagiados y fallecidos sube podemos concluir que en realidad esa expresión es absurda  y no tiene sentido no porque el virus esté ganando sino más bien porque la agenda o ausencia de esta no responde a los problemas  de la agenda por parte de los mandatarios.

Hoy vemos cómo el sistema sanitario está atravesando un momento complicado, por lo que se habilitaron camas de internación en lugares como unidades militares. Además salieron a la luz desoladoras imágenes de la situación en IPS, lo cual es desagradable y penoso porque ni en el parlamento  donde hay mayoría colorada hay seriedad para encontrar una solución. Los tres poderes no tienen una agenda en favor de la ciudadanía. Solo quieren seguir mamando del poder para beneficio propio y no para el de sus representantes. No hay agenda ciudadana claramente.

Más del autor